Un tribunal ciudadano condenó a 30 años de cárcel a una farmacéutica por el asesinato de una tía del presidente Evo Morales en 2009, informó un fiscal.

"El tribunal emitió sentencia condenatoria contra la principal autora del delito de asesinato" Nelly Charo Gonzáles, informó a la prensa el martes el fiscal Marcelo Rollano.

También fueron condenados a 15 años por complicidad el esposo de la acusada y sus dos hermanos, explicó Rollano en la ciudad de Cochabamba, centro del país, donde se tramitó el juicio oral. En tanto, una estudiante de ginecología recibió sentencia de dos años de cárcel.

Rufina Morales, de 71 años, acudió a la farmacia de Gonzáles en junio de 2009 para que le colocaran una inyección contra la artritis, pero falleció ocho días después por una reacción alérgica.

Según Rollano, Morales volvió a la farmacia al sentirse mal y falleció en el local. La ginecóloga Rachely Pérez intentó reanimarla.

El cuerpo de la mujer fue descuartizado antes de ser arrojado a un barranco fuera de la ciudad, según las pericias policiales. El torso de la víctima nunca fue hallado.

Gonzáles estaba detenida desde 2009 en un penal de mujeres donde cumplirá su sentencia. Es la máxima pena para delitos de asesinato culposo.

El abogado de la sentenciada, Gualberto Gonzales, dijo que apelará porque su defendida "no planeó matar a Rufina Morales ni tenía motivo para hacerlo". Agregó que esperaba que el delito sea calificado como homicidio por ejercicio ilegal de la medicina.