El Gobierno canadiense condenó el atentando con bomba ocurrido hoy en Bogotá, en el que murieron dos personas y otras 39 resultaron heridas, y dijo que ofrece sus "más profundas simpatías" a las familias de los fallecidos.

La secretaria de Estado para el continente americano, Diane Ablonczy, indicó a través de un comunicado que "Canadá condena con dureza el atentado de hoy en Bogotá. En nombre de todos los canadienses, extiendo mis más profundas simpatías a las familias y amigos de los muertos en el ataque".

Ablonczy añadió que "la relación de Canadá con nuestros vecinos en América nunca ha sido más fuerte y estamos al lado de nuestros amigos colombianos en estos difíciles momentos".

En los últimos años, el Gobierno canadiense se ha convertido en uno de los más sólidos aliados de Colombia, con la firma de un acuerdo de libre comercio entre los dos países y el respaldo a las políticas de seguridad del entonces presidente Álvaro Uribe, primero, y en la actualidad, de su sucesor, Juan Manuel Santos.

La policía colombiana ha indicado que el atentado es obra de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que el objetivo del ataque era el exministro de Interior y Justicia de Uribe Fernando Londoño.