El ministro de deportes de Brasil negó que haya retrasos en la construcción de los estadios para la Copa del Mundo de 2014 y dijo que las obras en la ciudad de Salvador estarán listas para la Copa Confederaciones del próximo año.

El ministro Aldo Rebelo visitó Salvador el martes y dijo que confía que será incluida en la lista de sedes del torneo en 2013. La FIFA decidirá el próximo mes si Salvador y Recife albergarán partidos de la Copa Confederaciones junto con Río de Janeiro, Belo Horizonte, Fortaleza y Brasilia.

"Las obras marchan de acuerdo al calendario estipulado, lo que permitirá al estadio de Bahía ser anfitriona del Mundial 2014 y la Copa Confederaciones", dijo Rebelo.

Rebelo rechazó un supuesto informe de la FIFA publicado por la prensa local que dice que el organismo rector del fútbol mundial está preocupado por la "situación crítica" de las obras de estadios en Brasil.

"Lo que debe tomar en consideración son las palabras del presidente de la FIFA, que contradicen este informe", dijo Rebelo.

Rebelo ha dicho reiteradamente que las obras de construcción en todos los estadios marchan bien y sin atrasos.

Pero lo publicado el martes por el diario Folha de S. Paulo revela que Fortaleza es la única sede que ha cumplido los parámetros de la FIFA.

Según Folha, existe un "elevado riesgo que la Arena Pernambuco en la ciudad nororiental de Recife no podrá estar a tiempo para la Copa Confederaciones.

"Todos las sedes están cumpliendo los plazos, no hay riesgo de que no estarán listas", insistió Rebelo.

La nota de Folha también menciona las dudas sobre si el estadio en Natal estará en condiciones para albergar los partidos del Mundial.

Brasil organiza su primer Mundial desde 1950 y seleccionó a 12 ciudades como sede de los partidos.