Cada vez más individuos están optando por tatuarse en el cuerpo advertencias médicas como forma de informar al personal sanitario de sus condiciones médicas, según publicó la Revista de la Asociación Médica Canadiense (Cmaj, por su sigla en inglés) en su última edición.

Cmaj señaló que algunos pacientes están optando por tatuarse en las muñecas instrucciones médicas, sustituyendo los clásicos brazaletes que advierten sobre condiciones como diabetes o alergias e indican el grupo sanguíneo del individuo.

La ventaja de marcar la epidermis con avisos médicos es evitar que el olvido de un brazalete médico u otra forma de advertencia no permanente provoque un error a la hora de administrar tratamientos.

La revista también dijo que hay personas que no pueden llevar brazaletes a sus puestos de trabajo (como los electricistas) por razones de seguridad, por lo que algunos optan por tatuarse sus condiciones médicas.

En otras ocasiones, brazaletes o colgantes son incómodos cuando se realizan actividades deportivas.

Pero Cmaj advirtió que los tatuajes médicos también presentan problemas.

"El personal sanitario entiende el concepto de los brazaletes médicos y los buscan en las muñecas. Es posible que algunos sepan que la gente está utilizando tatuajes pero la posibilidad de que los busquen es mucho menor", dijo Robert Ridge, presidente de la Fundación Canadiense de Alerta Médica.

Otro problema apuntado por Cmaj es la creciente popularidad de los tatuajes entre la población en general, que hace que haya personas con sus cuerpos cubiertos prácticamente de cuello a pies con tatuajes, lo que dificulta la identificación de tatuajes médicos en situaciones de emergencia.

Según datos recogidos por Cmaj, en Estados Unidos, un 36 % de la población de entre 18 y 25 años de edad tienen tatuajes. La cifra sube hasta el 40 % entre los estadounidenses de 25 a 40 años de edad pero se reduce a un 10 % para los que tienen entre 41 y 64 años