El secretario argentino de Cultura, Jorge Coscia, lamentó hoy la muerte del escritor mexicano Carlos Fuentes, al que describió como "un maestro incansable de las letras".

"Fue un referente indiscutible de la cultura latinoamericana, Carlos Fuentes escribió una veintena de novelas con las que no dejó de cosechar lectores entre los grandes públicos del mundo", destacó Coscia.

"Era uno de los más encumbrados referentes del 'boom' de los años 60, esa escena literaria que puso en valor la escritura de América Latina y elevó la estima de todo un pueblo, que supo reconocerse en ella", sostuvo.

Al veterano escritor y crítico Noé Jitrik le "sorprendió" la muerte del mexicano, al apuntar que cuando pasó por Buenos Aires, con motivo de la reciente Feria del Libro, estaba "lleno de vitalidad".

"Fue un gran escritor, muy preocupado por la literatura y la cultura de América Latina y de Europa", dijo Jitrik a la agencia estatal Télam.

"Es sorpresiva esta muerte porque cuando pasó por Buenos Aires estaba lleno de vitalidad, con planes, con fe en la literatura. Esto es un golpe, una injusticia, lo lamento muchísimo, era un amigo", agregó Jitrik.

Y contó: "Tuvimos una buena relación de trabajo en Guadalajara. Su obra es compleja, interesante, de una diversidad de temas que revelan una gran inquietud. Además, amó profundamente la Argentina, lugar donde vivió en su juventud".

La escritora argentina Mercedes Giuffré escribió en su muro de Facebook: "Siento que murió una parte de mi juventud. Alguien de mi sangre. Adiós, mi muy querido Carlos Fuentes. Escribo con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta. Pocos escritores significaron tanto para mí".