El Tribunal Supremo de Ucrania aplazó hoy hasta el próximo 26 de junio la vista de un recurso contra la condena a siete años de prisión a Yulia Timoshenko, ex primera ministra ucraniana encarcelada por abuso de poder.

La decisión se tomó a petición de la Fiscalía, que solicitó el aplazamiento en virtud del estado de salud de la ex jefa de Gobierno ucraniano y la imposibilidad de que pueda tomar parte en el proceso, según las agencias locales.

"Yulia Vladímirovna Timoshenko sigue un tratamiento médico y no puede participar en la vista", argumentó el representante de la Fiscalía.

El abogado de la líder de la oposición ucraniana, Serguéi Vlásenko, criticó con dureza la decisión del Supremo y acusó a la Fiscalía de retrasar intencionadamente el proceso para que la sentencia no se dicte antes de que finalice la Eurocopa que se celebra entre junio y julio en Ucrania y Polonia.

"Es un retraso descarado, contrario a la ley. Quiero recordar que han aplazado la vista al último día que permitía el código procesal, y además la han retrasado otro mes y medio sin ninguna justificación. Eso lo tendrá que valorar el Tribunal de Estrasburgo", denunció Vlásenko a la salida de los juzgados.

La defensa de Timoshenko cree que la intención de la parte acusatoria es enviar el sumario del llamado proceso del gas, por el que fue condenada la opositora, a un tribunal de Apelaciones para una nueva vista.

"Mientras, Yulia Timoshenko continuará ilegalmente en prisión (preventiva) en base a otros procedimientos. Se tomarán entre dos o tres meses para retrasarlo todo hasta después de la Euro-2012 y hacer un paripé (de cara a la comunidad internacional) de que algo se mueve en el país", se quejó Vlásenko.

Los abogados de la líder de Batkivshina, principal partido de la oposición ucraniana, llevarán la sentencia a prisión al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos sin esperar a la resolución del Supremo.

"Me dirijo a (el presidente, Víctor) Yanukóvich: si piensa que con la decisión de hoy nos ha cerrado el camino al Tribunal Europeo se equivoca. Entendemos que la decisión de hoy es indefinida y nos vamos al Tribunal Europeo", manifestó el defensor de Timoshenko.

Según la acusación del Estado, Timoshenko se excedió en sus atribuciones al firmar en 2009 unos contratos gasísticos que resultaron altamente onerosos para Ucrania.

Desde el ingreso de la ex primera ministra en prisión en agosto del año pasado, primero de forma preventiva, Ucrania se enfrenta a una gran presión de toda la comunidad internacional, y especialmente de la Unión Europea (UE), para que libere a la opositora, que se declara inocente de todos los cargos que le imputan.

Las relaciones entre Bruselas y Kiev no han dejado de empeorar, sobre todo después de la apertura de un segundo proceso contra Timoshenko, esta vez por presunta evasión tributaria, y en particular, tras las recientes denuncias de la opositora de haber sido golpeada por sus guardianes.

Timoshenko estuvo en huelga de hambre durante 20 días, hasta el pasado miércoles, cuando las autoridades penitenciarias ucranianas accedieron a que fuera tratada de la hernia discal que padece por el médico alemán Lutz Harms e ingresó en un hospital de Járkov, ciudad en el noreste del país.

Ucrania se vio obligada a renunciar a la celebración en la ciudad ucraniana de Yalta de la cumbre de los países de Europa Central y Oriental, cuya inauguración estaba prevista para hoy, ante la negativa de muchos de sus líderes a asistir a la cita por la situación que vive Timoshenko.

Además, por el mismo motivo, muchos dirigentes europeos anunciaron que no viajarán a Ucrania para presenciar los partidos de la Eurocopa 2012, que arranca el próximo mes de junio en esta antigua república soviética y la vecina Polonia.