El veterano abridor Derek Lowe mostró su mejor repertorio desde el montículo y no permitió carreras por primera vez en casi siete años del partido completo que trabajó para guiar a los Indios de Cleveland a la victoria de 5-0 frente a los Mellizos de Minnesota.

Lowe (6-1) no permitió nada más que seis imparables, y a sus 38 años, el lanzador derecho, dio toda una exhibición de como trabajar el "sinker" para que los bateadores rivales no tuviesen opción de hacerle contacto a la pelota.

El abridor de los Indios dio cuatro bases por bolas y no necesitó retirar a ningún rival por la vía del ponche porque trabajó lanzamientos para que la defensa del equipo de Cleveland protagonizasen cuatro jugadas en las que retiraron a un par de bateadores rivales antes que llegasen a las bases.

El bateo oportuno y productivo lo pusieron el designado dominicano Carlos Santana y el campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera que botaron la pelota fuera del parque.

Cabrera (4) y Santana (5) se encargaron de enviar la pelota fuera del parque -ambos con sendos bambinazos solitarios- que ayudaron a la causa del equipo y de Lowe.

Antes que llegasen los jonrones de Cabrera y Santana, el jardinero derecho surcoreano Shin-Soo Choo, anotó tras abrir el tercer episodio con un doble.

Luego conectó el primero de los tres jonrones que los Indios pegaron en la quinta entrada ante el otro abridor veterano, Jason Marquis (2-3), que cargó con la derrota después de lanzar cinco entradas completas en las que espació nueve imparables, le hicieron cinco carreras limpias, dio dos bases por bolas y abanicó a dos bateadores rivales.