Un Porsche modelo 911 de 1979 que perteneció al fundador de Microsoft, el magnate estadounidense Bill Gates, va a ser subastado en Viena el próximo 2 de junio, informó hoy la casa de pujas Dorotheum.

El deportivo azul turquesa metalizado ha sido tasado entre 39.000 y 50.000 euros (de 50.000 a 64.200 dólares), y es una de la joyas de la subasta especial que lleva el título "coches clásicos".

Otro de los deportivos más llamativos en la subasta es un Ferrari 330 GT 2+2 de color burdeos que perteneció al arquitecto británico Norman Foster y que cuenta con sólo 68.500 kilómetros. La valoración del bólido es de entre 68.000 y 82.000 euros (de 87.300 a 105.200 dólares).

En la puja también se venderán otros coches lujosos como dos Rolls-Royce Corniche descapotables y un Aston Martin Virage Volante, entre muchos otros.