Un tribunal ruso condenó hoy a seis años y medio de prisión a Konstantín Mrykhin, uno de los dueños del club nocturno "El Caballo Cojo" en la ciudad de Perm, en los Urales, donde el 5 de diciembre de 2009 se produjo incendio que causó la muerte de 156 personas.

La sentencia fue dictada después de que el tribunal de Perm declarara culpable a Mrykhin de prestar servicios sin respetar las normas de seguridad y de imprudencia temeraria causante de la muerte de dos o más personas, informó desde Perm la agencia rusa Interfax.

La fiscalía había pedido 6 años y 8 meses de prisión para el acusado, que admitió su culpabilidad.

Tras el incendio, Mrykhin intentó eludir la acción de la justicia y huyó a España, donde fue detenido en agosto de 2010 y al año siguiente fue extraditado a Rusia.

La sentencia de hoy es la primera en el juicio contra los nueve acusados por el siniestro en el citado club nocturno.

El incendio fue causado por el uso indebido de fuegos artificiales en el interior del club, que había convocado una fiesta para celebrar el octavo aniversario de su inauguración.

En el momento en que se declaró el fuego en el local había unas 300 personas, muchas de las cuales quedaron atrapadas al estar cerradas las vías de salida.

Pocas horas después del incendio, el entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, exigió castigar con "máxima dureza" a los "canallas irresponsables" culpables.