Varias organizaciones integrantes de la Marcha Patriótica, un nuevo movimiento político de izquierdas surgido en Colombia, fueron amenazadas por los paramilitares autodenominados "Águilas Negras" a través de una misiva dirigida al presidente del sindicato agrario Fensuagro, Alirio García.

El mensaje, cargado de insultos y fechado en el mes de mayo en Cundinamarca (departamento central de Colombia), declara "objetivo militar" a las direcciones de doce organizaciones que acusa de ser "financiadas por la guerrilla para el trabajo con la población y la construcción de un nuevo movimiento".

Asimismo tilda a estas organizaciones de ser miembros de la Unión Patriótica (UP), un partido de izquierdas nacido en los años ochenta del siglo pasado y que desapareció tras los asesinatos sistemáticos de miles de sus integrantes por fuerzas de seguridad del Estado y paramilitares.

Las organizaciones amenazadas son el sindicato Fensuagro, la Asociación Campesina de Desplazados (Asocamde), la Coordinación Nacional de Desplazados (CND), la Asociación Nacional de Desplazados de Colombia (Andescol), la Coordinación Nacional de Organizaciones Agrarias y Populares (Conap) o Reiniciar, dedicada a la defensa de los derechos humanos.

También la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (Mane), Funhascol, la Asociación Nacional de Ayuda Solidaria (Andas), la Mesa Nacional de Víctimas, la Casa de Amistad con Venezuela y la Federación Nacional Sindical Nuevo Liderazgo Campesino.

Las "Águilas Negras", uno de los grupos neoparamilitares surgidos tras la desmovilización entre 2003 y 2006 de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), advierten a los amenazados que "les quedan pocos días para abandonar la ciudad" y les acusa de ser "la avanzada de la guerrilla en las ciudades".

La carta, a la que tuvo acceso Efe, esta firmada por el "Bloque Capital DC" y sus autores achacan a sus víctimas estar "sublevando las comunidades para que reclamen sus supuestos derechos, sus tierras y demás supuestos beneficios por ser desplazados o víctimas del Estado".

Dice también que "están abusando de la enorme voluntad" del presidente Juan Manuel Santos.

La Marcha Patriótica se dio a conocer en Bogotá en abril pasado con una gran manifestación pacífica que recorrió las calles de esta capital y congregó a miles de personas llegadas de todo el país.

Se trata de un movimiento que buscaría ocupar el espacio político que dejó la Unión Patriótica y que, junto al Polo Democrático Alternativo (PDA), se constituye en la única oposición al Gobierno de Unidad Nacional del presidente Santos.

Las "Águilas Negras" finalizan la carta con el deseo de "acabar pronto con esta plaga que es para Colombia la UP".

Estas amenazas se suman a dos casos de desaparición forzosa y otros dos asesinatos de integrantes de la Marcha Patriótica desde su presentación oficial en abril, según han denunciado sus integrantes.