Inicialmente, se consideró la activación completa del programa federal de verificación de cárcel de inmigración era decisión de los estados. Pero a pesar de las objeciones de algunos gobernadores estatales, agencias locales de policía y grupos defensores de los derechos de los inmigrantes, el gobierno federal ha ido activándolo en todo el país.

La decisión del Departamento de Seguridad Nacional de aplicar el programa Comunidades Seguras sin prestar atención a las agencias locales y estatales para recoger las huellas dactilares necesarias ha dejado a los grupos a favor de los derechos de los inmigrantes con pocas opciones.

Por lo tanto, en el estado de Washington, algunos han recurrido a los funcionarios locales ahora para desafiar al programa federal.

En Seattle, grupos de derechos de los inmigrantes y de violencia doméstica han iniciado el cabildeo con Dow Constantine, del condado King, para poner fin a un componente fundamental del programa.

Lo que quieren es que el condado King deje de retener a presuntos inmigrantes sin permiso de estar en el país en la cárcel del condado a favor del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), una práctica conocida como "orden de detención".

Al menos otros dos condados — el condado de Cook, en Illinois, y el de Santa Clara, en California — en el país han comenzado a ignorar órdenes de detención. San Francisco también se ha negado a retener a inmigrantes sin permiso para estar en el país para el gobierno federal.

La decisión del condado de Cook, seguida por el famoso caso de un inmigrante que cometió un delito después de ser liberado, provocó una fuerte réplica del director del ICE, quien dijo que el condado estaba comprometiendo la seguridad pública.

El programa de Comunidades Seguras utiliza el análisis de huellas dactilares para identificar a inmigrantes sin permiso para estar en el país en cárceles de condados. Las jurisdicciones locales envían las huellas de las personas en la cárcel al FBI. Ahora, el ICE utiliza la base de datos del FBI para cotejarla con sus propias bases de datos.

"El ICE ubica las órdenes de detención de inmigrantes arrestados con cargos criminales para asegurar que criminales peligrosos no sean liberados de prisiones y cárceles y a nuestras comunidades", dijo mediante un comunicado Andrew Munoz, portavoz del ICE en Seattle. "Incluso aunque algunos inmigrantes pueden ser arrestados por cargos criminales menores, pueden tener historiales criminales más graves que disfrazan el verdadero peligro que implican para la sociedad".