El exgeneral Manuel Antonio Noriega cumple hoy seis días hospitalizado en una institución pública de la capital panameña por un cuadro viral de bronquitis, que le mantendrá internado de momento, informó una fuente familiar.

Noriega, de 78 años, fue trasladado la semana pasada desde la cárcel El Renacer al hospital público Santo Tomás, en la capital, donde permanece "con el mismo diagnóstico", dijo a Efe Thays Noriega, hija del exmilitar.

En principio se dijo que el otrora hombre fuerte de Panamá permanecería hospitalizado hasta ayer domingo. Sin embargo, "luego decidieron dejarlo (...) todavía interno, pienso que un par de días más, no será hoy que le den de alta, indicó al respecto su hija.

Thays Noriega señaló que estos cuadros bronquiales son de "mucho riesgo" para alguien de la edad de su padre, por lo que recordó la petición hecha por su familia a través de abogados para que se le dé el beneficio de "depósito hospitalario" o también el depósito domiciliario.

Ambas peticiones se justifican porque la cárcel El Renacer "no tiene las condiciones" para atender un tipo de caso como el que presenta su padre, y al respecto señaló que llevan tres meses esperando sin recibir todavía una respuesta de las autoridades penitenciarias.

"Ojalá (que aprueben el depósito hospitalario) para que esté en manos de personas que puedan atenderlo y que puedan salvaguardar su salud, sería lo ideal", subrayó la hija del exgeneral.

El Código Penal panameño establece que si un juez lo considera oportuno puede conceder a los presos mayores de 71 años que estén enfermos el beneficio de cumplir sus condenas en su domicilio, aunque la ley exceptúa de esa norma a los condenados por delitos de lesa humanidad y desapariciones.

Según los especialistas que atienden a Noriega en el hospital capitalino, el exmilitiar presenta una condición médica estable y sin fiebre, según indicó el viernes pasado en un comunicado el Ministerio de Gobierno y Justicia.

Por tercera vez en los últimos cinco meses, el anciano general retirado fue trasladado el martes al nosocomio desde la cárcel donde fue recluido en diciembre pasado tras regresar a su país extraditado por Francia.

Noriega fue derrocado por una invasión militar estadounidense en 1989 y cumple en Panamá penas de 60 años de cárcel por diversas condenas relacionadas con delitos como homicidio, violaciones a los derechos humanos e incluso daños al medio ambiente.

El exgeneral, quien gobernó de facto Panamá entre 1983 y 1989, retornó al país tras cumplir 21 años de cárcel en Estados Unidos y Francia por delitos de narcotráfico y lavado de dinero.