José Mourinho, técnico del Real Madrid, señaló el próximo objetivo madridista, la 'Décima' Copa de Europa, y aseguró que "sin obsesión" y "con tranquilidad", se cumplirá "un sueño" del madridismo.

"Soy un afortunado por Dios con la 'Champions' a pesar de perder algunas semifinales. He ganado dos. Algunos de estos chicos nunca lo han conseguido y el Real Madrid busca la Décima. Sin obsesión, con tranquilidad, si se hacen bien las cosas como estamos haciendo tras dos semifinales, llegará el próximo año o dentro de dos. La obsesión no ayuda y sí el sueño", aseguró a Telemadrid.

Mourinho se mantiene en un segundo plano en una mañana en la que el Real Madrid acude a la sede de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento y la catedral de la Almudena. En sus palabras, ya deja ver que su cabeza no para de trabajar y ya piensa en la próxima temporada.

"Hay que seguir, no hay que dormirse. Volver a trabajar para hacer cosas buenas. Hemos disfrutado lo suficiente las celebraciones y ahora los jugadores están alegres y nosotros, los técnicos, a trabajar en verano", manifestó.

Mourinho volvió a destacar el mérito de ganar una Liga repleta de nuevos récords. "Son números increíbles. Si me dicen antes del campeonato que gano la liga con 90 puntos y 80 goles yo firmo. Al final ganamos con números históricos, se han batido todos los récords inimaginables. El Real Madrid tiene una historia enorme pero estos chicos van a ser reconocidos como los de los 100 puntos", concluyó.