Dirigentes de dos partidos de oposición de Haití hicieron hoy un balance negativo del primer año de mandato del presidente Michel Martelly, porque, a su juicio, no pudo cumplir con los objetivos que se había fijado.

Su primer paso en falso "es que no tiene Gobierno", subrayó el jefe del Gran Agrupamiento para la Evolución de Haití (GREH), Himler Rébu, en declaraciones a medios digitales a propósito de que hoy se cumple el primer aniversario de la investidura de Martelly como presidente.

El aniversario coincide con la presentación ante la Cámara de Diputados del proyecto de Gobierno de Laurent Lamothe para su ratificación, un trámite necesario para que el actual ministro de Asuntos Exteriores pueda comenzar a ejercer sus nuevas funciones como primer ministro.

El año pasado Martelly designó a cuatro primeros ministros, de los cuales solo uno obtuvo la aprobación del parlamento, Garry Conille, quien dimitió cuatro meses después de llegar a la jefatura del Gobierno en octubre de 2011 por desavenencias con el presidente.

Mientras tanto las cuatro "E" -Estado de Derecho, educación, empleo y medio ambiente ("environnement")- los ejes que Martelly se marcó para sus cinco años de mandato siguen siendo solo un "signo de buena voluntad y un discurso", consideró Rébu.

Todo lo que Martelly ha hecho en su primer año en el poder es "polvareda" política, agregó el dirigente opositor.

Rébu dijo que para matar el tiempo, "el presidente Martelly está sellando pequeños proyectos" desplazándose sin parar para inaugurar una pequeña escuela, un edificio o una obra.

En materia económica, el presidente insistió constantemente en que Haití está "abierta a los negocios" en busca de inversión extranjera, pero el impulso debería darse en el interior, con la inversión de capitales privados y públicos, según Rébu.

Aparte de los inversores extranjeros, no se hace nada para la creación de "micro, pequeñas y medianas empresas", que son palancas de generación de trabajo, enfatizó, al tiempo que indicó que no se anunció cambio alguno en el sistema de crédito.

Para Rébu, el medio ambiente no ha contado en el primer año en el poder del presidente ni tampoco la "ordenación del territorio".

"Más allá de las buenas intenciones (del presidente), es necesario 'el método', un ángulo de enfoque de la realidad de miseria de la población haitiana que debe cambiar", dijo Rébu en una reflexión general acerca del primer año de Martelly.

Por su parte, el coordinador de la Organización del Pueblo en Lucha (OPL), Sauveur Pierre Etienne, opinó en declaraciones a medios locales que Martelly "no puso en movimiento la normalización institucional" y que reaccionó desmedidamente ante algunos hechos.

Recordó, entre otras, las declaraciones de Martelly en las que llamó a la prensa a "callarse" y su orden de detener a un diputado en ejercicio sin tomar en consideración su inmunidad como legislador.

También subrayó que no se creó el consejo electoral ni se organizaron las elecciones para sustituir a los cargos electos municipales.

En cuanto a la educación, Martelly afirmó haber enviado a 903.000 niños a la escuela en el año académico 2011-2012, pero Etienne consideró que aunque tenga buena voluntad para escolarizar a los pequeños "entre un deseo piadoso y las disposiciones administrativas que deben tomarse para permitir la escolarización de todos los niños, hay un mundo de diferencia".

Y en el plano económico, según el dirigente de la OPL, es necesaria "la creación de verdaderos sistemas de crédito, que den acceso a los jóvenes y que den soporte a proyectos viables".

Además, es necesaria la definición de un marco oficial, condición indispensable para la eficacia de la ayuda internacional al desarrollo, planteó Pierre Étienne.