La nave rusa Soyuz TMA-04M se encuentra hoy en la plataforma del cosmódromo kazajo de Baikonur preparada para su lanzamiento hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) con un mes y medio de retraso por problemas técnicos.

El aparato será lanzado mañana, martes, a las 03:01 GMT con los tres miembros de la 31ª expedición tripulada al ingenio espacial: los rusos Guennadi Padalka y Serguéi Revin, y el astronauta de la NASA Joe Acaba.

Según el Centro de Control de Vuelos Espaciales de Rusia, la Soyuz se acoplará dos días después a la plataforma orbital, habitada actualmente por el ruso Oleg Kononenko, el holandés Andre Kuipers y el norteamericano Donald Pettit.

La Soyuz TMA-04M tenía que haber volado hacia la plataforma orbital el pasado 30 de marzo, pero la agencia espacial rusa Roscosmos decidió aplazar el vuelo debido a la avería sufrida por el módulo de descenso de la Soyuz durante una prueba de hermetismo.

Por todo ello, tres de los seis inquilinos de la EEI -los rusos Antón Shkáplerov y Anatoli Ivanishin y el estadounidense Daniel Burbank- tuvieron que permanecer en sus puestos seis semanas más de lo previsto y, en vez de regresar a la Tierra el 16 de marzo, lo hicieron el 27 de abril.

Roscosmos ya tuvo que aplazar el lanzamiento de otra Soyuz a finales del pasado año debido al primer accidente sufrido en agosto por un carguero ruso Progress, que portaba carga vital para la estación y que se estrelló después del despegue.

Poco después de llegar al laboratorio espacial, los tres recién llegados serán testigos de la histórica llegada del nuevo carguero estadounidense Dragon, que será lanzado por la NASA el 19 de mayo.

En caso de éxito, ésta sería la primera nave espacial privada que se acopla a la EEI, tras lo que sería enviada ya con cargamento vital a la estación a finales de año, algo que por el momento sólo pueden realizar las naves rusas Progress.

El comandante de la misión 31 a la EEI será Padalka, quien a sus 53 años es un veterano cosmonauta que ya ha viajado dos veces a la EEI y una a la legendaria estación soviética y después rusa MIR, y que en total ha permanecido 585 días en el espacio.

Mientras, éste será el segundo vuelo a la plataforma para Acaba, antiguo profesor de instituto que accedió al programa de astronautas de la NASA en 2004 y también voló con los ahora retirados transbordadores estadounidenses.

Para el ruso Revin, de 44 años, ésta será su primera travesía espacial, aunque forma parte del programa de pilotos de Roscosmos desde 1996.

Además de los tradicionales experimentos y caminatas espaciales, la misión 31 tiene previsto lanzar un satélite que se encargará de pronosticar los plazos y el lugar de caída en nuestro planeta de los restos de aparatos espaciales y satélites de comunicaciones.