Kirk Douglas cuenta en un nuevo libro las dificultad que tuvo que sortear hace ya más de medio siglo durante el rodaje de la película "Espartaco", cuando el senador Joseph McCarthy atemorizaba a los cineastas estadounidense a los que incluía en su lista negra de comunistas durante la caza de brujas.

"Esa caza de brujas destruyó vidas y carreras, y yo hice Espartaco con un guionista que estaba incluido en la lista negra y que tuvo que esconderse tras un pseudónimo para encontrar trabajo", explicó hoy Douglas en un comunicado con motivo de la publicación el próximo mes de junio del libro "¡Soy Espartaco!".

La estrella de Hollywood recordó que estaba haciendo aquella película épica sobre la libertad "en una época en la que la libertad en Estados Unidos estaba en peligro", y dijo ver "paralelismos" con el clima político actual, motivo que le llevó a poner por escrito sus recuerdos sobre el rodaje de la cinta.

El libro, el décimo que publica el actor estadounidense a sus 95 años, cuenta con un prólogo de George Clooney y saldrá a la venta el próximo 12 de junio en papel y en formato digital, y también estará disponible en audio, con la voz de su hijo, Michael Douglas, según detalló la editorial Open Road.

"Kirk Douglas es muchas cosas, una estrella de cine, actor, productor, pero, ante todo, un hombre de un extraordinario carácter, la clase de persona a la que siempre miramos en los momentos más oscuros", dijo por su parte Clooney, que ya mostró su interés en la caza de brujas en las cinta "Buenas noches y buena suerte".

Douglas, que ya abordó en su primer libro, "El hijo de Ragman", las amenazas que enfrentó y las decisiones que tuvo que adoptar para rodar "Espartaco", cuenta ahora la "historia definitiva" sobre la filmación de este "icono del celuloide" y del vergonzoso clima político de aquel tiempo, según su editora, Jane Friedman.