Los ministros de Finanzas mexicano, José Antonio Meade, y japonés, Jun Azumi, acordaron hoy en Tokio reforzar la cooperación de cara a la próxima cumbre del G-20, que tendrá lugar a mediados de junio en Los Cabos (México), informó la agencia local Kyodo.

Meade, en Tokio como parte de la ronda de visitas que está realizando a algunos de los países que acudirán a la cumbre, pidió el apoyo de Japón en el objetivo de lograr durante la reunión de junio un plan de acción contra los riesgos que amenazan la economía mundial, detalló la agencia.

El ministro mexicano quiso también aprovechar su visita para agradecer a Japón su compromiso a la hora de incrementar la aportación de fondos adicionales al Fondo Monetario Internacional (FMI), en su objetivo de contener el contagio de la crisis de deuda en la eurozona.

En este sentido, Japón anunció a mediados de abril una aportación adicional al fondo de 60.000 millones de dólares a través de préstamos de emergencia procedentes de las reservas de divisas del país y como respuesta a la solicitud del FMI de la necesidad de ampliar sus recursos.

Durante la cumbre, Meade también espera que países como China, que aún no ha determinado la cuantía específica de su aportación al FMI, aprovechen la reunión para detallar el montante de sus operaciones, añadió Kyodo.

Azumi, por su parte, reafirmó el compromiso de Japón adquirido con el G-20 para mantener la disciplina fiscal y mejorar las cuentas del país, que cuenta con la mayor deuda pública de entre los países desarrollados.

El G20, integrado por el G-8, la Unión Europea, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía, nació en 1999 para promover el diálogo sobre asuntos como el crecimiento económico y la estabilidad del sistema financiero.