Italia obtuvo 5.250 millones de euros (6.800 millones de dólares) el lunes en los mercados de bonos y los costos del crédito para el país permanecen estables.

El Tesoro italiano vendió 3.500 millones de euros (4.530 millones de dólares) en bonos a tres años, a un rendimiento de 3,91%, que se compara con el de 3,89% de abril. La demanda fue ligeramente superior a la registrada en la subasta del mes pasado.

Italia también vendió 1.750 millones de euros (2.265 millones de dólares) en tres denominaciones de largo plazo, con un rendimiento de 5,33% en bonos que expiran en 2020, 5,66% en documentos que vencen en 2022 y 5,90% para bonos con vencimiento en 2025.

Pese a las crecientes dudas en torno a la posible salida de Grecia de la eurozona, Italia ha logrado estabilizar sus costos de préstamo. A finales del año pasado, el rendimiento de la deuda italiana llegó al 7% ante preocupaciones sobre su alto índice de deuda.