El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes se negó a reunirse con una prostituta colombiana implicada en el escándalo del Servicio Secreto de Estados Unidos.

El republicano Peter King dijo a la cadena CNN que un encuentro con la mujer, identificada por su abogado como Dania Londoño Suárez, sería meramente "un ardid publicitario".

El panel de King realiza su propia investigación del incidente en el que varios agentes del Servicio Secreto tuvieron trato con prostitutas antes de la llegada del presidente Barack Obama a Cartagena, Colombia, para participar en la Cumbre de las Américas el mes pasado.

Al preguntársele el lunes en una entrevista sobre los reportes que señalan que la mujer desea reunirse con él, King respondió que "ha habido suficiente publicidad barata. No voy a darle otro foro".

Nueve agentes del Servicio Secreto han perdido sus puestos en el escándalo.