El Newseum, el museo dedicado a la prensa en Washington, rindió hoy homenaje a 70 reporteros muertos en su ejercicio periodístico en 2011, entre ellos 19 en Latinoamérica, y con la atención puesta en el empeoramiento de la situación en los últimos meses en México.

"En estos últimos meses en México hemos tenido ya más periodistas muertos que durante todo el año pasado", recordó hoy a Efe Alejandro Junco, presidente del grupo mexicano de prensa Reforma, que fue el encargado de oficiar este homenaje anual a los reporteros fallecidos.

Según Newseum, México registró cuatro muertes de periodistas durante 2011, siendo uno de los seis países con más víctimas, junto con Irak (7 muertes), Pakistán (7), Libia (5) y Somalia (4), además de los 5 periodistas muertos en un accidente de avión en Chile.

El presidente del grupo Reforma, con publicaciones como El Norte, Reforma y Mural, acusó a las autoridades mexicanas de sufrir "el síndrome de la negación y de que las cosas están bajo control y que están mejorando".

"No es creíble que eso esté sucediendo y, entre más demoremos en visibilizar el problema, más tiempo tardaremos en solucionarlo", alegó en su visita a Estados Unidos.

La vicepresidenta de Newseum, Cathy Trost, subrayó a Efe que "actualmente México es una tremenda zona de lucha para los reporteros" y que "en el mapa de Latinoamérica hay varios puntos muy problemáticos para la libertad de expresión".

Los 19 muertos en Latinoamérica en 2011 homenajeados por el museo estadounidense incluyen a 3 brasileños, 5 chilenos, 4 mexicanos y 2 peruanos, además de víctimas mortales en República Dominicana, El Salvador, Panamá, Guatemala y Honduras.

A escala mundial, la cifra ascendió a las 70 víctimas mortales, lo que "no es una cifra récord, pero 70 reporteros muertos buscando la verdad el año pasado es un dato ciertamente alto", apuntó la vicepresidenta de Newseum.

Trost considera que "los reporteros locales son probablemente los más vulnerables, porque no tienen la protección tras ellos de las grandes organizaciones informativas".

"Se enfrentan no sólo a la muerte o a la intimidación directa, sino también a regímenes que castigan con el silencio y la impunidad", destacó.

En este sentido, el presidente del Grupo Reforma de México cree que la violencia contra los reporteros en México tiene como denominador común "las dudas que quedan en la mayoría de estos asesinatos, que por lo general terminan siendo impunes y un pésimo ejemplo para el crimen organizado, que se da cuenta que cada vez con mayor facilidad puede actuar de manera violenta contra los periodistas".

El también periodista Junco acusó al Ejecutivo mexicano de estar "sobrellevado por la ola de violencia" y no es partidario de medidas específicas para el colectivo periodístico, ya que "la suerte de los reporteros en México va muy de la mano del resto de la guerra que estamos enfrentando".

El responsable del conglomerado de medios lamentó la "cantidad inimaginable de problemas de autocensura" que genera el problema y lo ejemplicó con el diario El Mañana, de Nuevo Laredo.

La publicación anunció este domingo en un editorial que dejará de cubrir las informaciones sobre el conflicto armado en el país "a falta de condiciones para el libre ejercicio del periodismo".

Los periodistas muertos en 2011 en Latinoamérica son, entre otros, Gelson Domingos da Silva (Bandeirantes TV, Brasil), Edinaldo Filgueira (Jornal O Serrano, Brasil) y Luciano Leitao Pedrosa (TV Vitória, Brasil).

También están Roberto Bruce, Rodrigo Cabezón, Felipe Camiroaga, Carolina Gatica, Sylvia Sier (Televisión Nacional, Chile), José Agustín Silvestre de los Santos (La voz de la verdad, República Dominicana), Alfredo Antonio Hurtado (Canal 33, El Salvador), Yensi Roberto Ordónez (Canal 14, Guatemala) y Héctor Francisco Medina Polanco (Omega Visión, Honduras).

Noel López Olguín (La verdad de Jáltipan", México), Miguel Ángel López Velasco (Notiver", México), María Elisabeth Macías Castro (Primera Hora, México), Luis Emanuel Ruiz Carrillo (La Prensa, México), Darío Fernández Jaén (Radio Mi Favorita, Panamá), Julio Castillo Narváez (Radio Ollantay, Perú) y Pedro Alfonso Flores Silva (Canal 6, Perú), completan la triste lista.