El Gobierno de Guatemala condenó hoy la matanza de 49 personas cuyos cuerpos fueron hallados el domingo por las autoridades en el municipio de Cadereyta, del estado mexicano de Nuevo León, la cual habría sido perpetrada por el cartel de sicarios y narcotraficantes Los Zetas.

El Ministerio guatemalteco de Relaciones Exteriores expresó en un comunicado "su más enérgica condena" por ese hecho y manifestó su solidaridad con los familiares de las víctimas.

Además, reiteró "su disposición de continuar trabajando de manera conjunta y coordinada con las autoridades mexicanas en la lucha contra la delincuencia organizada y por el esclarecimiento de cualquier acto de violencia contra nuestros pueblos".

Las autoridades mexicanas hallaron el domingo 49 cuerpos mutilados a un lado de una carretera, los cuales fueron arrojados desde un camión en el kilómetro 47 de la carretera libre Monterrey-Reynosa, en el municipio de Cadereyta y en la desviación a la comunidad San Juan, en Nuevo León.

En el lugar fue encontrada una manta en la que el cartel de Los Zetas asegura que los muertos son del Cartel del Golfo y lanzan también amenazas contra el Cartel de Sinaloa y contra el Gobierno del estado.

La Cancillería señaló que "se mantiene en alerta" a través de su embajada y su red consular en México, para determinar si alguna de las víctimas es guatemalteca, ya que por el momento se desconocen las nacionalidades de las mismas.