La familia Díaz despertó una mañana y encontró un automóvil Lexus en el fondo de su piscina.

Esta familia del sur de California dijo al periódico local San Gabriel Valley Tribune (http://bit.ly/L0zjqa) que los conductores que pasan por una engañosa intersección junto a su casa en La Puente han golpeado la pared de hormigón en otras ocasiones, pero el domingo temprano uno de ellos estrelló de lleno su sedán plateado y luego se sumergió en la piscina. Una grúa tuvo que sacar el Lexus 2006.

El oficial de la Policía de Caminos de California Steve Licon dijo que el conductor, Modesto Cabral, de 40 años, pudo escapar del auto a través de la ventana del copiloto y sufrió lesiones menores.

Los registros policíacos mostraron que había sido encausado bajo sospecha de manejar en estado de ebriedad y estaba detenido con una fianza de 10.000 dólares.