La continua actividad de Israel en asentamientos en territorios ocupados, los actuales desahucios y la demolición de casas palestinas amenazan con volver imposible una solución de dos Estados, dijo el lunes la Unión Europea.

Los ministros del exterior del bloque de 27 naciones enfatizaron que los "asentamientos todavía son ilegales de acuerdo con la ley internacional". Reiteraron que la UE no reconocerá ningún cambio a las fronteras previas a 1967, incluyendo lo que respecta a Jerusalén.

Los ministros condenaron la violencia de colonos y provocaciones deliberadas contra civiles palestinos. Exhortaron al gobierno de Israel a llevar ante la justicia a los perpetradores y a cumplir con sus obligaciones bajo la ley internacional.

También indicaron que están "consternados" por los recurrentes ataques con cohetes desde Gaza y los condenaron duramente.

Los ministros dijeron que los actuales cambios en el mundo árabe vuelven más urgente avanzar en el proceso de paz en Medio Oriente.