Un empresario minero estadounidense ofreció salvar de la quiebra a la principal aerolínea privada de Bolivia, AeroSur, ahogada en millonarias deudas, se informó el lunes.

William Petty, con pequeñas inversiones mineras auríferas en el país, ofreció aportar capital para mantener las operaciones de Aersour, dijo a The Associated Press una representante del empresario que pidió anonimato porque no estaba autorizada a dar declaraciones. Petty es accionista de Franklin Mining Inc. fundada en Colorado en 1864.

Petty estaba reunido el lunes con sus socios a la espera de respuestas de los accionistas de la aerolínea a quienes propuso aportar capital pero no asumir deudas que pasen los 20 millones de dólares.

Sergio Asbún, representante de los accionistas bolivianos, dijo a la AP que todavía están analizando la oferta de Petty pero declinó dar más detalles.

La semana pasada Petty se reunió con trabajadores de la aerolínea a quienes prometió cooperar.

El lunes una decena de funcionarios se declararon en huelga de hambre en los mostradores de Aerosur en el aeropuerto de El Alto. "Exigimos estabilidad laboral, el pago de nuestros salarios y pedimos a los accionistas que acepten la propuesta del señor Petty", dijo a la AP el dirigente sindical Elias Quispe. Más de 1.000 empleados trabajan en la compañía.

La crisis en Aersour se agravó en marzo tras un fallo judicial que autorizó al Servicio de Impuestos Nacionales retener el 100% de los ingresos de la compañía por la venta de pasajes debido a las deudas impositivas.

Desde enero Aerosur suspendió y reprogramó 89% de sus vuelos. Hasta diciembre realizaba 26 viajes diarios locales e internacionales, según la Dirección General de Aeronáutica Civil. La compañía hace viajes con aviones alquilados a Buenos Aires, Sao Paulo, Miami y Madrid.

AeroSur no pudo cumplir ni siquiera con sus proveedores de combustible, dijo hace poco el ministro de Obras Públicas Vladimir Sánchez.

El gobierno no ayudará mientras la empresa no pague sus deudas, transparente sus finanzas y defina un plan de reestructuración, según Sánchez.

La crisis destapó disputas familiares de los accionistas. Sergio Sanzetenea, actual presidente, acusó a su medio hermano y antecesor Humberto Roca de haber desfalcado 37,2 millones de dólares, dinero que salió del país. A su vez, Roca dijo que Sanzetenea se apropió de las acciones.

Roca vive en Miami desde que dejó del país el año pasado tras afrontar problemas con el gobierno de Evo Morales que lo acusó de supuesto enriquecimiento ilícito.

AeroSur inició operaciones en 1992 tras el descalabro de la estatal Lloyd Aéreo Boliviano y pudo consolidarse en el mercado hasta la llegada hace más de dos años de Boliviana de Aviación, la estatal creada Morales.

Boliviana de Aviación bajó el costo de los pasajes para ganar clientes y Aersour la acusó de competencia desleal hace más de un año. La estatal recibió aportes del gobierno para arrancar sus operaciones.

Roca también es investigado por supuestamente ayudar a trasladarse hasta Bolivia a un grupo de mercenarios húngaros y croatas que en 2009 pretendían asesinar a Morales e iniciar una guerra civil para separar a la provincia oriental de Santa Cruz, según la denuncia del gobierno.