Enviados de las naciones árabes del Golfo Pérsico se reúnen en Arabia Saudí para discutir propuestas sobre cooperación política y cooperación con un levantamiento de la primavera árabe en ciernes en Bahréin y preocupaciones sobre Irán, el rival regional.

La reunión del lunes podría ser de apoyo para una integración más cercana entre Arabia Saudí y Bahréin, que está en medio de protestas y donde fueron emplazadas fuerzas encabezadas por saudíes para ayudar a la emproblemada monarquía suní.

Sin embargo, planes de unión más grandes entre el Consejo de Cooperación del Golfo, formado por seis naciones, podría enfrentar cuestionamientos sobre cuánta influencia puede dársele a la ultraconservadora Arabia Saudí.

El bloque ha asumida una línea dura en contra de Irán, a la cual culpa de alentar el levantamiento chií de 15 meses en Bahréin.

El Consejo de Cooperación del Golfo también incluye a Omán, Qatar, Kuwait y Emiratos Arabes Unidos.