Miles de empleados de la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá iniciaron hoy una huelga nacional de 48 horas por aumentos salariales y mejores condiciones de trabajo, y advirtieron que mañana lanzarán protestas callejeras si el Gobierno no dialoga, dijeron líderes de la protesta.

Como parte de la protesta, los trabajadores cerraron brevemente hoy la vía Transístmica, frente al principal hospital de la entidad, pero fueron dispersados por la Policía con gas pimienta, dijeron varios de los manifestantes a los periodistas.

Los manifestantes bloquearon la vía con botes de basura y otros objetos, y quemaron un muñeco con la imagen del director de la Caja de Seguro Social, Guillermo Sáez Llorens.

Además de los gremios de trabajadores, el paro es apoyado por la Coordinadora Nacional de Gremios Profesionales y Técnicos de Salud (Conagreprotsa) y la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal).

El secretario general de la Asociación Nacional de Funcionarios Administrativos de la Caja de Seguro Social (Anfacss), Gerardo González, dijo a Efe que el primer día del paro ha sido exitoso "porque el 85 % de los trabajadores" lo han apoyado.

"Para mañana la variante es que estamos pidiendo acciones de calle (...) porque solamente en las calles la clase trabajadora puede ganar", afirmó González.

Mientras, las autoridades de seguridad social señalaron en un comunicado que están abiertos al diálogo pero que descontarán los días no trabajados a los huelguistas, lo cual González consideró una acción del Gobierno y la CSS para "intimidar".

No obstante, una reunión convocada para hoy por las autoridades de salud con los gremios del sector fue cancelada, según la prensa local.

La Administración de la CSS agregó que no entiende ni acepta el paro ya que "sin necesidad de huelgas, presiones ni medidas de fuerza de gremios" ha promovido un "merecido aumento general" a sus funcionarios de entre el 14, 12 y 10 por ciento que entrará a regir entre octubre de 2012 y abril de 2013, indica el comunicado.

Asimismo, tanto el Seguro Social como el Ministerio de Salud (Minsa) han dicho que se seguirá con la atención a los pacientes, a los que piden que no dejen de acudir a sus citas médicas.

El vicepresidente de Conagreprotsa, Álvaro Lozano, dijo que el paro es por el incumplimiento por parte de la dirección de la CSS y el Minsa de acuerdos consignados anteriormente para tratar los temas de políticas de salud, como equipamiento, recurso humano, capacitación y mejoras salariales, entre otros.

Por su parte, la vocera de la Anfacss, Priscila Vásquez, destacó que el paro puede extenderse otras 24 horas si las autoridades de salud no acceden al diálogo.

"Es un paro que comenzó de menos a más y que para el mediodía se había fortalecido, y mañana, si no tenemos una respuesta positiva para sentarse a negociar vamos a decidir si se prolonga 24 horas más", reiteró Vásquez.