El jardinero dominicano Nelson Cruz se encargó de poner el sello latinoamericano a los bates de las Grandes Ligas al conectar el tercer grand slam en su carrera.

Mientras que otro jardinero, el puertorriqueño Carlos Beltrán sigue encendido con el bate y convertido en figura importante de la nueva ofensiva que presentan los Cardenales de San Luis al conseguir el sexto jonrón en el mismo número de partidos.

Cruz pegó el tercer grand slam de por vida y los Vigilantes de Texas derrotaron por paliza de 13-6 a los Angelinos de Los Ángeles, que ya no pueden ocultar que se encuentran en una grave crisis de juego en todas las facetas.

El veterano jardinero dominicano, que pegó su tercer jonrón de la temporada, cazó al abridor Jered Weaver para botarle la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo.

Cruz conectó de vuelta entera en el tercer episodio cuando Weaver pretendía el tercer "out" de la entrada y se fue de 5-4, remolcó cuatro carreras, y anotó una.

La victoria se la acreditó el abridor dominicano Neftalí Feliz (3-1) que en seis entradas, permitió cuatro imparables, un vuelacercas, dos carreras, dio dos pasaportes y ponchó a cinco.

Feliz hizo 107 envíos, 65 a la zona perfecta contra 24 enemigos, y dejó en 3,32 su promedio de efectividad.

El parador en corto venezolano Elvis Andrus igualó marca de por vida con cuatro imparables y también ayudó al triunfo de los Vigilantes que siguen líderes destacados en la División Oeste de la Liga Americana.

Por los Angelinos, el segunda base cubano Kendrys Morales (3) pegó jonrón en la novena entrada, un bambinazo solitario que no salvó a su equipo de la derrota.

El cubano castigó al cerrador estelar Joe Nathan con batazo por todo lo alto del jardín derecho.

Con el mismo protagonismo, pero en la derrota, Beltrán volvió a conectar jonrón, pero los Cardenales perdieron 4-7 contra los Bravos de Atlanta.

Beltrán (13) lo hizo en el sexto episodio sin corredores en circulación. El mandó la bola por todo lo alto del jardín derecho, un batazo que voló 383 pies (116 metros), cuando no había outs.

El puertorriqueño conectó su sexto jonrón en el mismo número de partidos y con sus 13 cuadrangulares en la campaña lidera la Liga Nacional en ese apartado, con sólo uno de ventaja sobre el jardinero Matt Kemp, de los Dodgers de Los Ángeles.

Con bate protagonista el guardabosques dominicano Melky Cabrera pegó cuatro sencillos, llegó a 11 juegos seguidos conectando de hit y ayudó a los Gigantes de San Francisco a una victoria por 7-3 sobre los Diamondbacks de Arizona.

Cabrera tuvo cinco viajes a la caja de bateo y pegó cuatro veces, remolcó una carrera y anotó dos.

El dominicano dejó en .348 su promedio de bateo y llegó a 11 juegos seguidos pegando de hit. En esa racha que inició el 2 de mayo contra los Marlins de Miami suma 22 imparables, y ha remolcado seis anotaciones.

Cabrera pegó para promedio de .500 en una gira de siete juegos al conectar 13 imparables en 26 turnos al bate.

Otro Cabrera, el antesalista venezolano Miguel Cabrera, remolcó dos carreras para los Tigres de Detroit, que derrotaron 3-1 a los Atléticos de Oakland.

Cabrera, que llegó a 29 impulsadas en la temporada, pegó sencillo por el jardín central en la quinta entrada remolcador de una carrera.

En el noveno episodio selló la victoria con otro sencillo impulsador por el jardín izquierdo.

El cerrador dominicano José Valverde (7) lanzó un episodio y ponchó a uno para apuntarse el salvamento.

Valverde hizo 11 envíos, nueve perfectos contra tres enemigos dejó en 4.60 su promedio de efectividad.

Su compatriota el guardabosques Bobby Abreu pegó doble de tres carreras y los Dodgers de Los Ángeles consiguieron un triunfo por 11-5 sobre los Rockies de Colorado.

Abreu, que fue dado de baja por los Angelinos y fichó con los Dogers, tuvo dos oportunidades con el bate y aprovechó una al conectar doble por el jardín central para remolcar tres carreras.

El venezolano sumó cuatro impulsadas en la temporada y dejó en .304 su promedio con el bate y hasta el momento su producción convierte el fichaje en un gran acierto .

En la lomita el relevo mexicano Luis Mendoza se apuntó el triunfo apoyado con vuelacercas del guardabosques Jeff Francoeur y llevó a los Reales de Kansas City a un triunfo por 9-1 sobre los Medias Blancas de Chicago.

Mendoza (2-2) lanzó cinco episodios y dos tercios después subir al montículo cuando el abridor Danny Duffy sacó únicamente los primeros dos outs del juego y tuvo que salir debido a una lesión.

El mexicano permitió siete imparables, una carrera, dio dos pasaportes y ponchó a cuatro para acreditarse el triunfo.

Mendoza hizo 81 envíos, 49 a la zona perfecta del strike y dejó en 4,76 su promedio de efectividad al enfrentar a 24 enemigos.