La prosperidad económica y creciente perfil internacional de China están estimulando el interés de Hollywood en películas con temas asiáticos, así como el dinero de los productores, de acuerdo con veteranos de la industria fílmica estadounidense.

Los grandes estudios están tratando de adentrarse más en China, donde los ingresos en taquillas aumentaron en más de una tercera parte el año pasado a 2.000 millones de dólares. China representa una de las oportunidades de crecimiento más atractivas para el sector cinematográfico de Estados Unidos, que está enfrentando un creciente descenso en sus ingresos en Norteamérica y la caída en las ventas de DVD.

En la última década, China ha permitido que sólo 20 filmes extranjeros por año, la mayoría financiados por Hollywood, sean distribuidos a nivel nacional. Pero el mes pasado cambió las reglas y permitió hasta 14 películas más al año siempre que se realicen en tercera dimensión o en formato para la pantalla gigante Imax. La participación extranjera en la venta de boletos aumentará a 25%, desde 13,5% a 17,5% bajo el viejo sistema.

"Conozco a ejecutivos e incluso a presidentes de estudios que nunca han estado en China y que ahora están diciendo que necesitan ir, que necesitan conocer gente", dijo la productora de Hollywood, Tracey Trench.

Con este nivel de crecimiento, se espera que China se vuelva el segundo mercado más grande de películas en pocos años, con ventas en taquilla de hasta 5.000 millones de dólares para el 2015. En Norteamérica, los ingresos han bajado dos años consecutivos y en 2011 terminaron en 10.200 millones de dólares por venta de boletos.

Glenn Berger, guionista de las películas de "Kung Fu Panda", considera que China ahora está de moda.

"Hollywood necesita decir la misma historia de una forma nueva e inusual y justo ahora China es el tema candente, es interesante y la mayoría de las personas en Occidente no conocen mucho sobre él", dijo Berger.

"Kung Fu Panda 2", la historia animada de un panda llamado Po que se enfrenta al villano pavorreal, recaudó 665 millones de dólares en taquilla el año pasado, aunque sólo 165 millones fueron de la audiencia estadounidense.

Trench y Berger hablaron en un panel de Filmart, el Mercado Internacional de Filmes y Televisión de Hong Kong. La exhibición de la industria del entretenimiento es uno de los más grandes de Asia, con 640 expositores — 10% más que el año pasado — esperando vender sus filmes a 5.200 compradores de todo el mundo.

La creciente riqueza de Asia es un gran imán para los estudios en Hollywood que buscan formas de mantener bajos los costos, en especial en los éxitos taquilleros de grandes presupuestos, dijo Trench, productora ejecutiva de "La Pantera Rosa" (The Pink Panther), "Recién Casados" (Just Married) y "Por Siempre Cenicienta" (Ever After).

"Sabes que te está costando toneladas de dinero, por eso se trata de buscar todas las formas posibles de librar ese riesgo financiero", incluyendo obtener dinero para co-producir, descuentos y filmar en locaciones más económicas, indicó Trench. "Esta región tiene ahora muchos de estos factores".

Los estudios en Hollywood han estado haciendo equipo con casas productoras chinas.

DreamWorks Animation SKG Inc., que produjo "Kung Fu Panda", informó recientemente de su alianza con tres empresas chinas en una compañía conjunta de entretenimiento que producirá filmes chinos animados y de acción. DreamWorks tendrá 45% de participación y se espera que comience operaciones en Shanghai a finales de este año.

Legendary Entertainment, productora de éxitos como "Batman: el caballero de la noche" (The Dark Knight), "El Origen" (Inception) y las dos partes de "¿Qué pasó ayer?" (Hangover), se alió con el importante estudio chino Huayi Brothers Media Corp. en junio para conformar Legendary East.

La empresa conjunta planea realizar una o dos películas al año de gran presupuesto a partir de 2013 para audiencias globales que también sean comercialmente viables en China. Los filmes serán principalmente en inglés y presentarán temas basados en la historia, mitología y cultura chinas.

Relativity Media, otra casa productora de Hollywood, se asoció el año pasado con dos empresas para crear filmes chinos para audiencias globales y distribuir películas en China.

Aunque el inglés es el idioma preferido casi siempre para las películas con temas de Asia que van dirigidas a audiencias internacionales, eso podría cambiar en las décadas siguientes a medida que se debilite el puesto de Estados Unidos como el productor más grande de películas, de acuerdo con Trench.

"Justo ahora, todos los estudios que hacen películas con elementos asiáticos lo hacen en inglés, pero esto no será para siempre", aseguró Trench.