Argentina pidió hoy a Uruguay una inmediata auditoría conjunta de la Comisión Administradora del Río de La Plata ante las "graves denuncias por supuestos hechos de corrupción" en el mantenimiento del canal Martín García efectuadas por medios uruguayos, informaron fuentes oficiales.

La solicitud fue hecha por el canciller argentino, Héctor Timerman, quien entregó una carta al embajador de Uruguay en Buenos Aires, Guillermo Pomi, dirigida a su par de ese país, Luis Almagro, para que en 24 horas se inicie la auditoría, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La Cancillería indicó que designará a la Sindicatura General de la Nación como órgano competente para "mantener los compromisos asumidos sobre el mantenimiento y dragado del canal", y señaló que espera que Uruguay haga lo mismo.

A su vez, consideró "prioritario" el esclarecimiento de las "supuestas irregularidades descritas por la prensa", de acuerdo con el comunicado oficial.

La semana pasada, el presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que los uruguayos no son "ni alcahuetes" ni pueden ser "punta de lanza de otros intereses para torpedear a los vecinos", al aludir a la polémica surgida por el retraso en la licitación del dragado del canal Martín García en el Río de la Plata, un compromiso que Argentina promete cumplir desde hace años.

Los uruguayos reclaman el dragado de ese canal de 32 a 34 pies para dotar a sus puertos de las mismas ventajas con que cuentan los argentinos, que se benefician de la mayor profundidad del Canal Mitre, por donde llegan buques de más calado hasta sus terminales.

La oposición uruguaya denunció que había sido ofrecida una coima de 1 millón de dólares a funcionarios de la Comisión Administradora del Río de la Plata (Carp), formada por argentinos y uruguayos, por apoyar en el proceso a la empresa holandesa Riovia, que desde hace dos décadas draga el canal Martín García.

En ese sentido, Mujica pidió al que "esté diciendo eso que lo lleve inmediatamente a la justicia penal y si no que se calle la boca", mientras su canciller afirmó que el Gobierno uruguayo "no tiene información como para iniciar una investigación" sobre el supuesto.