El gobierno argentino manifestó el lunes a la Unión Europea su "gran preocupación" por una orden de España que prohibe el uso de biodiesel no producido en ese bloque y que perjudica las ventas argentinas del producto.

La medida de España --tomada luego de que Argentina anunció su plan de expropiación de 51% de la participación de la española Repsol en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF)-- "representa una discriminación que, de no ser corregida por la Unión Europea, afectará la mitad de nuestras exportaciones a España o casi el 10% de nuestras exportaciones totales a la Unión Europea", dijo la cancillería en una carta enviada al director general de comercio del bloque europeo, Jean Luc De Marty.

Es la primera vez que el gobierno argentino responde oficialmente al freno de sus exportaciones de biodiesel.

En tanto, el senador republicano estadounidense Dick Lugar presentó una resolución para que el Congreso de su país se pronuncie a favor de condicionar la permanencia de Argentina en el G20.

"Argentina ha fracasado en el respeto a la propiedad y los derechos estadounidenses y de otros inversionistas extranjeros. Ha fracasado en el respeto de fallos en contra de cortes estadounidenses y tribunales arbitrales internacionales, se ha negado a revisiones rutinarias del FMI y ha expropiado propiedades", dijo el legislador en un comunicado.

Agregó que "mientras continúe esta conducta fuera de la ley, Argentina no merece integrar el G20".

Lugar es actualmente el republicano de mayor rango en el comité de Relaciones Exteriores.

Ante una llamada de The Associated Press, el portavoz de la cancillería argentina Marcos Lohlé dijo que analizarían las declaraciones de Lugar antes de pronunciarse.

España suspendió la compra de biodiesel argentino en abril, días después de que la presidenta Cristina Fernández anunció el envío al Congreso de una iniciativa para expropiar las acciones de Repsol en YPF, que se convirtió en ley en mayo con el respaldo de casi todos los partidos políticos.

La norma adoptada por España "no debió ser permitida por la Unión Europea, ya que sería incompatible con compromisos asumidos por dicho bloque en acuerdos de comercio internacional y con la normativa dictada por la Organización Mundial del Comercio", dijo el comunicado.

Agregó que en la carta enviada al funcionario europeo se le recuerda a la Unión Europea que desde 2010 Argentina ha realizado gestiones ante España "con miras a evitar la aplicación de una medida discriminatoria contra los países no miembros de la Unión Europea. El Reino de España y la Unión Europea han preferido ignorar dichas advertencias".

La parcial nacionalización de YPF produjo un fuerte rechazo del gobierno español y de la Unión Europea. Fernández alegó, entre otras razones, que Repsol no realizaba las inversiones necesarias para abastecer energéticamente al mercado local y que enviaba excesivos dividendos al exterior.

Argentina vendió 272.898 toneladas de biodiesel a España en el primer trimestre de 2012, lo que representa 66,3% del total de las exportaciones de ese producto, según la Cámara Argentina de Biocombustibles. España es el principal inversor extranjero en Argentina.