Argentina expresó hoy a la Unión Europea su "gran preocupación" por una orden del Gobierno de España que "prohíbe el uso de biodiesel no producido en la Unión Europea", lo que considera una "discriminación" al combustible de ese tipo producido en el país sudamericano.

El rechazo a la medida aplicada por el Gobierno español fue expresado mediante una carta al Director General de Comercio de la UE, Jean Luc De Marty, indicó un comunicado de la Cancillería argentina.

La misiva destaca que las trabas españolas son "una discriminación que, de no ser corregida por la Unión Europea, afectará a la mitad" de las exportaciones de biodiesel argentino o el equivalente al 10 por ciento de ese tipo de ventas en el mercado comunitario.

España anunció represalias económicas a Argentina, el mayor productor mundial de biocombustibles, después de que el Gobierno de Cristina Fernández decidiera expropiar el 51 por ciento de las acciones de la petrolera YPF a la española Repsol, medida que fue aprobada posteriormente por el Parlamento del país sudamericano.

Según dice la nota de la cancillería, "la norma adoptada por el Reino de España (en cuanto al biodiesel) no debió ser permitida" por la UE "ya que sería incompatible con compromisos asumidos por dicho bloque en acuerdos de comercio internacional".

Sostuvo además que España ha violado "la normativa dictada" por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y que "desde 2010" Argentina ha hecho gestiones ante Madrid "con miras a evitar la aplicación de una medida discriminatoria contra los países" ajenos a la UE, puntualizó.

"El Reino de España y la Unión Europea han preferido ignorar dichas advertencias", indicó la Cancillería argentina.

Las limitaciones españolas afectan exportaciones argentinas de biodiésel por unos 1.000 millones de dólares anuales.

Según expertos, el país sudamericano puede colocar rápidamente ese cupo de combustible en otros mercados al calor de la gran demanda mundial.

Unos 40 países, entre ellos los de la UE, Estados Unidos y México, han denunciado a la OMC que Argentina aplica un sistema de licencias no automáticas y otras barreras contrarias al comercio internacional.