Pau Gasol y los Lakers se clasificaron para las semifinales del Oeste y evitaron la tragedia de caer en primera ronda, un suceso que en palabras del español "probablemente hubiera provocado cambios" en la franquicia angelina.

El ala-pívot se refería a unas declaraciones del exjugador de los Lakers Magic Johnson, en las que comentaba durante una retransmisión televisiva que el equipo se desprendería del técnico, Mike Brown, y de jugadores como Andrew Bynum y el propio Gasol en caso de ser eliminado por Denver.

"El comentario de Magic desató muchas reacciones en la prensa y es su opinión. Una derrota hoy probablemente hubiera provocado cambios en este equipo, porque esta franquicia debe ganar siempre y dar el máximo en todo momento. Entiendo lo que quiso decir y no me lo tomo como nada personal", manifestó Gasol a un grupo de medios, entre ellos Efe, al salir de la sala de prensa.

El catalán renació hoy tras firmar la peor actuación estadística en su carrera en la NBA, con 3 puntos y 3 rebotes en la pista de los Nuggets el pasado viernes.

"Sólo quería hacerlo mejor. No soy un jugador que se pueda permitir firmar esos números. Sabía que debía hacer el esfuerzo de jugar más duro, a tope desde el principio y hasta el final", manifestó.

"El cambio viene por haber jugado con más agresividad, más actividad y más fuerza durante el partido. Hemos jugado duro, en equipo, luchando a muerte hasta el final. Era ganar o irnos a casa, y afortunadamente hemos ganado a un equipo muy difícil que ha luchado hasta el último momento", explicó.

Gasol destacó la "energía" del Staples Center y la concentración de los suyos a pesar de ir cuatro abajo en el último periodo.

"No nos vinimos abajo", apuntó. "Seguimos trabajando y fuimos fieles a las cosas que sabíamos que nos iban a funcionar. A Kobe le hicieron muchas ayudas y los hombres abiertos respondieron bien", agregó.

Acerca de la serie contra Oklahoma, que comienza este lunes, indicó: "No vamos a poder revisar muchos vídeos, pero sabemos quiénes son. Debemos estar preparados mental y físicamente para otra batalla".