La propuesta israelí para reanudar las atascadas negociaciones de paz no satisface las demandas palestinas, dijo el domingo un ayudante del presidente palestino.

Yasser Abed Rabbo indicó que una carta entregada por un enviado israelí no toma en cuenta las principales demandas palestinas, como el fin de la construcción de asentamientos israelíes en las tierras ocupadas que los palestinos desearían obtener para su futuro Estado.

Abed Rabbo hizo las declaraciones al día siguiente de haber sido entregada la carta al presidente Mahmud Abbas.

Según Israel, las negociaciones de paz deberían ser reanudadas sin condición alguna y todos los temas deberían ser pactados en la mesa de negociaciones. Los palestinos se niegan a dialogar hasta que sean satisfechas sus demandas.

Abed Rabbo dijo que la carta "no contiene respuestas claras a los temas necesarios para reanudar las conversaciones de paz".

Además de los asentamientos, los palestinos quieren que cese la construcción en la parte oriental de Jerusalén, que quieren por capital de su futuro estado, y garantías de que la demarcación fronteriza seguirá fielmente el contorno territorial anterior a la guerra de 1967, que perdieron los árabes y en la que el Estado judío victorioso se anexionó los territorios conquistados.

El enviado del primer ministro Benjamín Netanyahu, Yitzhak Molcho, entregó la carta el sábado por la noche a Abbas, quien el domingo notificó al comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina.

La alianza de Netanyahu con el centrista Partido Kadima plantea conjeturas de una oferta más generosa a los palestinos ahora que no depende de los nacionalistas para mantener intacta la coalición gubernamental.

Wasel Abu Yusuf, un miembro del comité ejecutivo de la OLP, dijo que la carta "habla de un Estado judío junto a un Estado palestino viable".

Empero, no formula promesa alguna de detener la construcción de asentamientos o volver a las fronteras de 1967, y reiteró la posición de Netanyahu de que las negociaciones deberían ser reanudadas sin condiciones.

Abbas seguramente consultará los próximos días con los líderes árabes para elaborar una respuesta oficial a la carta de Israel.