Once personas fueron detenidas durante la protesta que los "indignados" llevaron a cabo ayer en el distrito financiero de Londres, según confirmó hoy la policía.

Las detenciones se produjeron después de que un grupo de manifestantes instalara sus tiendas de campaña delante del Banco de Inglaterra.

Unas 300 personas participaron en un día de protesta pacífica organizado por el grupo anticapitalista "Occupy London" como parte de las movilizaciones que se hicieron en todo el mundo para conmemorar el primer aniversario de las protestas del movimiento 15M de Madrid.

Tras concentrarse junto a la catedral de San Pablo, los "indignados" visitaron algunas instituciones financieras ubicadas en la City de Londres, como Goldman Sachs, Banco Santander, RBS y Merril Lynch, que, según ellos, forman parte del uno por ciento "que ocasionó la crisis económica y continúa beneficiándose de ella".

Una fuerte presencia policial siguió en todo momento a los manifestantes que recibieron la orden de abandonar la zona a las 16.45 GMT.

Los enfrentamientos con la policía y la posterior detención de once personas, se produjeron cuando un grupo de manifestantes se negó a abandonar las inmediaciones del Banco de Inglaterra al llegar la hora de marcharse de la zona.

La policía calificó de "proporcionada" su respuesta mientras que el movimiento "Ocuppy London" denunció que las fuerzas de seguridad usaron "una fuerza desmedida", que incluyó porrazos.

El pasado octubre, los "indignados" comenzaron una acampada delante de la catedral de San Pablo, que se extendió a varios lugares del distrito financiero de Londres y que centró una gran atención mediática por el enfrentamiento de cuatro de los manifestantes con el ayuntamiento de la City y los responsables del templo.