Al menos 16 extremistas de al-Qaida murieron en el sur de Yemen en una nueva ofensiva del gobierno dirigida a erradicar al grupo terrorista, dijeron el lunes autoridades castrenses.

Aviones militares atacaron el lunes un escondite de al-Qaida a unos 70 kilómetros (44 millas) de la ciudad sureña de Zinjibar, capital de la provincia de Abyan, según las fuentes. En el bombardeo perecieron al menos 10 extremistas.

El ejército también disparó misiles contra un vehículo en movimiento, acción en la que murieron seis extremistas que viajaban a bordo, en las afueras de Lauder, otro poblado en el sur.

El poblado estuvo controlado en 2011 por al-Qaida hasta que los lugareños expulsaron a los extremistas, que desde entonces han intentado recuperar la localidad.

Las fuentes solicitaron el anonimato para informar sobre los hechos debido a que no estaban autorizadas a hacer declaraciones a la prensa.