El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, acogió hoy con satisfacción el anuncio del Gobierno afgano de asumir la seguridad de un nuevo grupo de territorios del país, que supone que las autoridades afganas estarán a cargo del 75% de la población nacional.

"Doy la bienvenida al anuncio del presidente afgano, Hamid Karzai, de confirmar la transferencia de seguridad al tercer grupo de provincias, ciudades y distritos", dijo en un comunicado Rasmussen.

Con la transferencia de estos territorios hasta ahora a cargo de la OTAN, "las fuerzas nacionales afganas se responsabilizarán pronto por la seguridad de tres cuartos de la población afgana", destacó el secretario general de los aliados.

Una vez se implemente esta decisión, la transición de seguridad "habrá comenzado en cada una de las 34 provincias de Afganistán, incluyendo todas las capitales de provincias, y cubriendo casi dos tercios de los distritos del país".

Para ello han sido necesarias "la valentía y la determinación del pueblo afgano, de las fuerzas afganas de seguridad y de la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad)", afirmó Rasmussen.

El objetivo último es que a finales de 2014 las fuerzas afganas estén a cargo de la seguridad en la totalidad del país, recordó el secretario general de la OTAN, quien no obstante añadió que los aliados "están comprometidos a una colaboración duradera" con el país.

Este asunto se tratará en la cumbre de la OTAN de los próximos días 20 y 21 en Chicago (EEUU), donde "se tomarán decisiones que darán forma a la futura misión de entrenamiento de las fuerzas afganas", señaló Rasmussen.