Gonzalo Higuaín, delantero internacional argentino del Real Madrid, dejó en la celebración de la trigésimo segunda Liga madridista, un mensaje con sabor a despedida al afirmar que "han sido seis años maravillosos".

No despejó Higuaín las dudas sobre su futuro cuando le tocó el turno de hablar ante un estadio Santiago Bernabéu lleno. Le dio la palabra Sergio Ramos con un mensaje de apoyo: "No quiere hablar pero nos ha dado y nos dará muchas alegrías".

Entre el abrazo emocionado de dos capitanes, Ramos e Higuaín, se coló Álvaro Arbeloa que cogió el micrófono y comenzó a cantar: "Pipita quédate, Pipita quédate". Le siguió toda la plantilla que rodearon a Higuaín entre saltos y cantando.

Emocionado, Higuaín habló a su afición y no confirmó su continuidad. "La verdad es que no tengo palabras para agradecer todo este cariño. Es impresionante. No se vive todos los días".

"Han sido casi seis aquí, fueron años maravillosos en los que siempre tuve que pelear. Nadie me regaló nada. Fue a base de trabajo. Estoy muy agradecido a este club lo apoyé lo que pude cuando me tocó estar en el campo. Ojalá salga todo bien", manifestó ante una afición que no cesó de pedirle que se quede más años y no se marche del Real Madrid.