Las autoridades mexicanas encontraron al menos 37 cuerpos humanos mutilados a un lado de una carretera del municipio de Cadereyta en el estado de Nuevo León, norte del país, informaron hoy a Efe fuentes de la policía estatal.

El hallazgo registrado esta madrugada generó una movilización de todas las corporaciones de seguridad, entre estas del Ejercito mexicano y de la Policía federal, estatal y municipal, los cuales mantienen cerrada esta zona para el levantamiento de los cadáveres. EFE