Las fuerzas de Uganda capturaron a un comandante del Ejército de Resistencia del Señor, de Joseph Kony, tras un breve enfrentamiento con los rebeldes cerca de la frontera entre el Congo y la República Centroafricana, indicó el domingo un militar.

El teniente coronel Abdul Rugumayo, jefe de inteligencia de la operación militar de Uganda contra el ejército rebelde, dijo que Caesar Acellam fue capturado el sábado junto con otros combatientes mientras trataban de cruzar un río llamado Mbomu.

Si bien Acellam no es uno de los comandantes del Ejército de Resistencia del Señor que fueron acusados junto con Kony en 2005 por la Corte Penal Internacional, funcionarios ugandeses dijeron que es uno de los máximos estrategas militares de Kony y un combatiente confiable.

"Se encuentra en buen estado", dijo Rugumayo sobre Acellam. "Fue capturado junto con otros dos rebeldes. Formaban parte de un grupo de 30 rebeldes".

Agregó que otros combatientes escaparon.

Los detalles sobre la manera exacta en que Acellam fue capturado no se encuentran disponibles, pero algunos analistas creen que es posible que él simplemente haya caminado en dirección de los soldados ugandeses.

"Ha estado en deserción por mucho tiempo", dijo Angelo Izama, un analista político con el grupo de expertos en seguridad Fanaka Kwawote, con sede en Kampala. "Este fue un fuerte golpe de inteligencia del ejército ugandés".

Un funcionario de las fuerzas militares de Uganda, hablando a condición de mantener el anonimato porque no tiene autorización para hablar con los medios, dijo que perder a Acellam fue un duro golpe para Kony, cuyas fuerzas han mermado por la falta de alimentos y por tener que cambiar constantemente de lugar para evitar ser capturados.

El funcionario agregó que Kony, quien según las autoridades de Uganda se oculta en algún lugar de Sudán, ha vivido generalmente en campamentos muy alejados del lugar donde se ocultan sus comandantes, al parecer como medida de seguridad.

Solamente cerca de 200 miembros del ejército rebelde siguen en la selva, de acuerdo con funcionarios ugandeses.