Pastor Maldonado mantuvo a raya a Fernando Alonso para ganar el domingo el Gran Premio de España de Fórmula Uno y dar a la escudería Williams su primera victoria en ocho años.

Maldonado, quien arrancó en el lugar de privilegio de la parrilla de salida, contuvo sus nervios y resistió el reto del conductor español de Ferrari para ganar la prueba de 66 vueltas en el Circuito de Cataluña por 3,1 segundos.

Maldonado se convirtió así en el primer piloto venezolano que gana una carrera en esta categoría del automovilismo.

La 114ava victoria de Williams fue su primera desde 2004, en el Gran Premio de Brasil.

"Es un día maravilloso para mí y el equipo. Una carrera inolvidable", dijo Maldonado, quien fue cargado en los hombros por Alonso y Kimi Raikkonen antes de ser bañado con champán en su primera visita al podio. "Fue una carrera dura, en la que batallamos con la estrategia y en un par de vueltas. Pero el auto fue tan competitivo desde la primera vuelta".

Raikkonen, de Lotus, llegó 3.8 segundos atrás de Maldonado en la tercer posición, adelante de su compañero de equipo Romain Grosjean.

Lewis Hamilton, quien fue enviado de la pole al último lugar en la parrilla de 24 autos debido a una violación del reglamento, terminó en el octavo lugar por la escudería McLaren.

Kamui Kobayashi, de Sauber, ocupó la quinta posición, adelante del dos veces campeón defensor de F1 Sebastian Vettel, de Alemania, quien aceleró para pasar al Mercedes de Nico Rosberg para tomar el sexto lugar después de que tuvo una penalización durante la carrera.

Hamilton terminó adelante de su compañero de equipo Jenson Button, con el piloto de Force India Nico Hulkenberg tomando los dos últimos puntos en la 10ma posición.

Alonso regaló a los aficionados locales un arranque emocionante, cuando el dos veces campeón mantuvo su línea interior bajó presión de Maldonado. El español rodeó la primera curva mientras que Raikkonen aventajaba a Grosjean para colocarse en la tercera posición.

Hamilton se sobrepuso a una problemática primera visita a los pits, cuando su equipo no pudo cambiar un neumático rápidamente, y se mantuvo dentro de la obtención de puntos. Llegó a estar en la quinta posición después de la segunda ronda de detenciones, cuando Maldonado arrebató la punta a Alonso, con Raikkonen aún adelante de Grosjean.

La tercera detención de Maldonado estuvo lejos de ser airosa y perdió tiempo valioso, regresando a la pista atrás de Raikkonen, quien tomó el liderato cuando Alonso se detuvo por tercera y última ocasión.

Pero Maldonado pasó a Raikkonen en la vuelta 47 para abrir una ventaja sobre Alonso, quien pasó al finlandés una vuelta después para mantenerse atrás de Maldonado.

"Fue un arranque fantástico. Tomamos impulso ahí y encabezamos la carrera ... pero Williams se anticipó a nuestra parada (en los pits) y se fue al frente", dijo Alonso, quien por cuarta ocasión terminó en el segundo lugar aquí, donde ganó en 2006. "Intentamos en un par de ocasiones ponernos al frente pero fue imposible", agregó.

Maldonado, de 27 años, condujo con confianza el último tramo a pesar de la presión de Alonso.

"Hubo algunos momentos en los que (Alonso) estuvo tan cerca, pero manejé la ventaja", señaló Maldonado.

Michael Schumacher quedó fuera de la competencia tras chocar con la parte posterior del auto Williams de Bruno Senna en la vuelta 14, empeorando la terrible temporada del piloto alemán al no lograr terminar la carrera por tercera ocasión, dejando además fuera al brasileño.

Hamilton se mantuvo en el tercer lugar de la tabla de posiciones de pilotos, adelante de Raikkonen, al dirigirse al Gran Premio de Mónaco a realizarse el 27 de mayo.

"Es una gran oportunidad para que nosotros estemos fuertes nuevamente", dijo Maldonado. "La consistencia será la cosa más importante este campeonato", añadió.