El presidente griego, Carolos Papulias, inicia los contactos con todos los dirigentes de partidos parlamentarios para tratar de formar un Gobierno de unidad nacional que evite nuevas elecciones.

Papulias reconoce que hay mucho por hacer para lograr un acuerdo de Gobierno. Además recuerda la importancia de que Grecia cuente con un Gobierno estable, ya que a partir de la próxima semana hay reuniones del Eurogrupo y del Ecofin (Ministros de Economía y Finanzas de la UE), una cumbre europea y una convención de la OTAN.

Según anunció la oficina de la presidencia, el jefe del Estado comenzará las negociaciones con los líderes políticos hoy a las 09.00 GMT.

Primero recibirá conjuntamente a los líderes de los tres partidos más votados: Andonis Samarás de ND (108 escaños), Alexis Tsipras de Syriza (52 escaños) y Venizelos de Pasok (41 escaños).

Posteriormente recibirá, por separado, a los líderes de los otros cuatro partidos parlamentarios: el derechista Griegos Independientes (33 escaños), el Partido Comunista (26 escaños), el neonazi Amanecer Dorado (21 escaños) y Dimar (19 escaños).

La convocatoria por separado se debe a la negativa de varios dirigentes a sentarse en la misma mesa con el partido neonazi, algo que los medios griegos aseguran que incomoda al propio Papulias, que en su adolescencia luchó contra la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

Si la iniciativa presidencial no logra ningún acuerdo, Grecia tendrá que celebrar nuevas elecciones en un plazo mínimo de tres semanas tras la constitución del Parlamento el 17 de mayo, por lo que la fecha de esos nuevos comicios sería seguramente el 10 o el 17 de junio.

Mientras, el presidente debería formar un Gobierno interino dirigido por un alto magistrado elegido entre los que presiden el Tribunal Supremo, el Consejo de Estado o el Tribunal de Cuentas.

HASH(0x8cefefc)

Andrés Mourenza