El 47 % de los bolivianos considera que su país va por mal camino, frente a un 22 % que opina lo contrario, según una encuesta publicada hoy por el diario Página Siete, de La Paz.

La encuesta, elaborada por la empresa Ipsos, incluyó 800 entrevistas entre el 18 y 26 de abril en Santa Cruz, La Paz, El Alto y Cochabamba, las cuatro mayores ciudades de Bolivia que concentran el 40 % de la población y tiene un margen de error de +/- 3,39 %.

El sondeo muestra que la percepción pesimista sobre el rumbo de Bolivia se ha mantenido entre el 43 y el 47 % en los cuatro primeros meses del año, aunque se redujo considerablemente respecto al primer cuatrimestre de 2011.

En tanto que el margen de ciudadanos que opinan que Bolivia va por buen rumbo ha oscilado entre el 19 y 22 % de enero a abril.

El pesimismo sobre la situación del país alcanzó su punto más alto en febrero de 2011, cuando el 70 % de los bolivianos opinaban que su país iba por mal camino.

Ese resultado se registró dos meses después del incremento de precios de los combustibles de hasta el 82 % que decretó el presidente Evo Morales y tuvo que retirar solo una semana después, ante las protestas y disturbios violentos de sectores populares.

En las últimas siete semanas, el Gobierno de Morales ha sido asediado por conflictos laborales y sociales, con huelgas y manifestaciones que se suceden sin pausa y a menudo terminan en violencia, por ahora sin visos de solución.

El partido de Morales, el Movimiento al Socialismo, ha acusado a la oposición de conspirar para dar un golpe en medio de los conflictos, lo que han rechazado dirigentes opositores que culpan al Gobierno de los disturbios por no solucionar los problemas. EFE