Dos soldados de la misión de la OTAN en Afganistán murieron en el sur del país por disparos de dos uniformados afganos, según ha informado la misión aliada en las últimas horas.

"Dos individuos vestidos con el uniforme afgano volvieron sus armas contra miembros de la coalición" y mataron a dos de ellos, afirmó la OTAN en una nota, que precisa que uno de los agresores murió por disparos aliados mientras que el otro logró huir.

Los hechos se produjeron ayer y la misión aliada atribuyó anoche la muerte de los dos militares a un "ataque insurgente" sin especificar las circunstancias del enfrentamiento, aunque una nota posterior matizó los hechos y reveló el origen del ataque.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) -denominación oficial de la misión de la OTAN en Afganistán- perdió ayer en total a cuatro soldados en el sur del país, donde se encuentran desplegadas sobre todo tropas de EEUU y el Reino Unido.

Con las cuatro bajas de ayer, se eleva a 3.002 el número de militares de la ISAF fallecidos desde su entrada en Afganistán hace poco más de una década.

Este mes han perdido la vida 16 militares aliados, con lo que el total de 2012 se sitúa en 153, una veintena de ellos en ataques de uniformados afganos, según alertó hace una semana el portavoz de la ISAF, Carsten Jacobson.

El pasado mes de febrero, el departamento de Defensa de EEUU informó a la Cámara de Representantes en Washington que desde 2007 70 miembros de la OTAN han muerto y otros 110 han resultado heridos tras ser atacados por personas que vestían el uniforme del Ejército afgano.

En julio del pasado año se inició la salida gradual de las tropas de la ISAF -que aún mantiene unos 120.000 soldados en suelo afgano- y está previsto que la retirada finalice en 2014.