China, Japón y Corea del Sur, acordaron hoy iniciar conversaciones para intentar lograr un Tratado de Libre Comercio (TLC) este año, en la reunión que mantuvieron sus primeros ministros, Wen Jiabao, Yoshihiko Noda, y el presidente surcoreano Lee Myung-bak.

La quinta cita de alto nivel entre los tres países desde la primera en 2008, fue dedicada a impulsar una cooperación "que fortalece nuestra capacidad para afrontar las dificultades y buscar el desarrollo", según afirmó Wen en la reunión.

China tiene confianza, condiciones y capacidad para conseguir en 2012 sus objetivos de desarrollo, agregó el jefe del Ejecutivo chino.

Según manifestó Wen, la economía china atraviesa un momento de desarrollo estable y continúan mejorando la calidad de vida de la población y la confianza del mercado.

El país avanzará en el modelo de desarrollo económico, ajustará la estructura económica, expandirá la demanda interna, impulsará la conservación de energía y la reducción de emisiones hacia el desarrollo sostenible, insistió.

Wen calificó ante la prensa el acuerdo de "decisión estratégica importante" e instó a los tres países a desarrollar esfuerzos conjuntos para alcanzar el TLC lo más rápidamente posible.

Los tres dirigentes acordaron también hoy impulsar, facilitar y proteger las inversiones respectivas, documento legal que es un primer paso importante para la cooperación económica trilateral.

Según el primer ministro chino, los tres se comprometieron a poner en práctica el acuerdo "a fin de crear un ambiente estable, justo y transparente para ampliar las inversiones mutuas e impulsar una mayor integración económica".

Además, China, Japón y Corea del Sur acordaron profundizar la colaboración fiscal y financiera, impulsar el desarrollo del mercado asiático de bonos y ampliar la cooperación hacia el desarrollo sostenible.

El comercio y los vínculos económicos entre los tres países tuvieron un rápido crecimiento en los últimos años con unos intercambios comerciales que pasaron de 130.000 millones de dólares en 1999 a 690.000 millones de dólares en 2011.

A finales de 2002, los tres países habían acordado lanzar un estudio del viabilidad para un tratado de libre comercio (TLC) y el trabajo quedó completado a finales de 2011.