El primado de América y arzobispo de Santo Domingo, cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, presidió hoy la 42 Cita Eucarística de Panamá, como un anticipo a los festejos por los 500 años de la fundación en este país de la primera diócesis en tierra firme, Santa María La Antigua, el próximo año.

El prelado dominicano, junto con el arzobispo metropolitano de Panamá, José Domingo Ulloa, el nuncio, Andrés Carrascosa, y otros miembros de la Conferencia Episcopal Panameña, participaron en la celebración de la misa, en el estadio Rommel Fernández de esta capital, ante miles de católicos, con el lema: "Con María caminando en Esperanza".

Durante la homilía, el cardenal López Rodríguez, hizo un recuento de cómo se fundó la primera diócesis de tierra firme, en tierras panameñas.

Señaló que con la celebración de este domingo se da inicio a los actos para conmemorar los 500 años de fundación de Santa María La Antigua.

Mencionó que "América Latina es una región con una riqueza cultural que permite el acercamiento de los pueblos, no sin dejar a un lado los sufrimientos por los que ha pasado".

Pese a ello, dijo, "hay hechos que con el paso del tiempo han permitido ver avances".

Sobre la evangelización del continente americano, dijo que la fe de esta región está acompañada de la devoción a la Virgen María.

El cardenal dominicano dictará mañana en un hotel de esta capital, una conferencia magistral sobre el V Centenario de la fundación de la primera diócesis en Tierra Firme, Santa María la Antigua.

Según cronistas y datos de la iglesia panameña, la imagen de la Santísima Virgen María se encontraba en una capilla lateral de la Catedral de Sevilla, España. Esta Catedral fue construida en el siglo XIV, pero se conservó solamente la pared en donde estaba la imagen, y se le llamó Santa María de la Antigua (es decir de la Antigua Catedral).

En honor a esta advocación los españoles Martín Fernández de Enciso y Vasco Núñez de Balboa fundaron en 1510 la ciudad de Santa María de la Antigua de Darién, cumpliendo una promesa, pues ganaron la batalla, y dedicaron a María la casa del cacique indígena Cémaco.

Esta fue la primera capilla dedicada a María en Tierra Firme, nombre con que se denominó a las tierras del continente americano más próximas al mar Caribe.

La ciudad de Santa María de la Antigua, ubicada en la selvática provincia de Darién, limítrofe con Colombia, fue sede de la primera Diócesis en Tierra Firme creada por el Papa León X con bula del 9 de setiembre de 1513.

El 15 de agosto de 1519, Pedrarias Dávila, fundó la ciudad de Panamá, la cual se desarrolló como centro naviero y comercial.

En 1524 el segundo obispo Fray Vicente Peraza traslada la sede de esta Diócesis a la recién fundada ciudad de Panamá, que luego fue destruida por el corsario galés Henry John Morgan en 1671, pero los españoles trasladaron la ciudad tres años después a unos 8 kilómetros al oeste del lugar donde se fundó.

La iglesia católica panameña esta organizando para el próximo año una serie de festejos alusivos al V Centenario de Fundación de la primera diócesis en tierra firme en el continente americano.