El presidente cubano, Raúl Castro, está a favor de avanzar en derechos de los homosexuales como la unión legal de parejas del mismo sexo y así lo ha expresado en reuniones políticas no públicas, según afirmó hoy su hija Mariela Castro.

Mariela Castro, quien dirige el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), dijo que su padre "se ha manifestado ya en varias ocasiones" y "ha estado hablando sobre el tema" en el VI Congreso del Partido Comunista (único) celebrado en 2011, en el Parlamento y en "pequeñas reuniones".

"Pero él no lo ha hecho público, que seguramente es parte de su táctica y sus estrategias, es su estilo", indicó a preguntas de los periodistas este sábado.

"Me da satisfacción de todos modos y no lo voy a presionar para que lo haga públicamente porque me importa más que se trabaje en acciones concretas que en palabras", añadió.

Según Mariela Castro, el presidente cubano ya hace años orientó al Partido revisar las leyes del país "para que cualquier tipo de discriminación que quedara fuese eliminada".

"Él ha hecho un poco abogacía hablando de la necesidad de avanzar también en los derechos por orientación sexual e identidad de género y de superar todos los prejuicios, y él mismo ha hablado que como socialismo no podemos avanzar si seguimos conviviendo con esos prejuicios", apuntó.

Castro se refirió también a los consejos que le ha dado su padre en el proceso que promovió el Cenesex para presentar ante el Parlamento un anteproyecto de ley que modifica el actual Código de Familia e incluye aspectos como la unión legal entre homosexuales.

"Él trabaja en buscar consensos, y siempre me lo ha dicho: nunca lo presentes antes de tiempo porque después que fracasa una propuesta legislativa es más difícil de entrar", admitió.

Tras años de espera y modificaciones que eliminaron propuestas como usar el término "matrimonio" e incluir la posibilidad de la adopción para las parejas homosexuales, el anteproyecto aún no ha sido llevado a la Asamblea Nacional y se espera que se discuta antes de que finalice la actual legislatura en 2013.

Por otra parte y como ya hizo el pasado jueves, Mariela Castro volvió a felicitar hoy al presidente de EE.UU., Barack Obama, por hacer público su apoyo al matrimonio homosexual y dijo que está "muy feliz" por sus palabras.

No obstante, matizó que el tema de las homofobia se ha usado en campañas electorales en el mundo entero y, en el caso de Obama, recordó que ha dicho cosas "valiosas" que después no ha cumplido, como su promesa de cerrar la cárcel de Guantánamo.

Como parte de la Jornada contra la Homofobia, Mariela Castro encabezó hoy la llamada "conga contra la homofobia" por una céntrica avenida de La Habana, en la que los participantes reclamaron una vez más el derecho de la unión legal entre personas del mismo sexo y el respeto a la diversidad.

La ya tradicional caminata, a ritmo de conga cubana, movilizó a más de 300 personas, entre homosexuales, activistas y público en general, que portaban banderas del arco iris y gritaron mensajes como "abajo la homofobia" y "el socialismo también es diversidad".

La cobertura de la prensa se hizo difícil en algunos momentos de la caminata, debido a las dificultades de un cordón de seguridad conformado por activistas que impedía fotografiar a Mariela Castro.

Muchos de los participantes gritaron vivas a Mariela Castro, quien se ha convertido en referente de buena parte de la comunidad de homosexuales y transexuales cubanos con su campaña para sensibilizar sobre el respeto a la diversidad sexual.

Por su parte, Castro acudió a la caminata portando un cartel dirigido al presidente norteamericano, Barack Obama, con el mensaje en inglés "Give me five" (dame cinco), para reclamar la liberación de los cinco agentes cubanos condenados por espionaje en Estados Unidos.