El capitán del Barcelona Carles Puyol ha sido intervenido de una lesión en el cartílago de la rodilla derecha y estará "entre un mes y medio y dos meses" de baja, con lo que regresará a la preparación para la próxima pretemporada, según ha anunciado el doctor Ramon Cugat, encargado de la operación.

De este modo, Puyol no estará disponible ni para jugar la final de la Copa del Rey contra el Athletic Club ni tampoco la Eurocopa. "Tendremos Carles Puyol para años", ha dicho Cugat.

Según el parte médico, la operación la ha llevado a cabo el equipo de doctor Cugat y en la misma ha estado presente el doctor barcelonista Ricard Pruna.

"A Puyol se le ha intervenido de una lesión osteocondral por medio de artroscopia para limpiarle la articulación de esta rodilla. El término de recuperación será alrededor de seis semanas", se asegura en el comunicado médico.

"Se lo hemos dejado claro, el objetivo es recuperar bien y llegar a la pretemporada con el equipo en óptimas condiciones, ya que de la intervención de hoy se deducía que la Eurocopa no era posible. Mañana se va a casa y el lunes empieza la rehabilitación, (...) que le permitirá llegar a la pretemporada en condiciones a finales de julio", ha relatado Pruna.

Por su parte, el doctor Cugat ha opinado que "si Puyol pudiera jugar cien partidos, jugaría 150. Parece que no pasan los años, es su carácter, es genio y figura. Es un ganador nato, siempre quiere estar, siempre quiere luchar y por poco que hubiera podido, le hubiera gustado estar en final de Copa, la Eurocopa y todo. Pero no se ha visto con fuerza".

"De sentido común no puede ir a la Eurcocopa. No hay que pedir imposibles", ha apuntado. "Él tenia ilusión y ganas de estar, pero la decisión de operarse era rotunda. La rodilla es muy traidora y tiene una complejidad enorme".

En todo caso, Cugat ha reiterado en que "le queda cuerda para largo" y que, por su constitución física, "está muy bien y posiblemente le queden unos años de fútbol".

"Tiene lesiones porque es muy competitivo -ha explicado-. Lucha trabaja, tiene golpes, contusiones, se cae, se levanta. Pero siempre digo que querer es poder y, cuando se puede, se logra. Y él es muy constante".