El jurado negó que la fama de la actriz Jennifer Hudson haya influido en su decisión de condenar a su ex cuñado por el asesinato de la madre, el hermano y el sobrino de la actriz ganadora del Oscar.

El veredicto probablemente significará que el sentenciado de 31 años y residente en Chicago pase el resto de su vida tras las rejas.

"Esto no se trató de ella", dijo la integrante del jurado Jacinta Gholston a los reporteros el viernes por la tarde. "Fue un caso sobre William Balfour".

Balfour, un ex pandillero, fue hallado culpable de tres cargos de asesinato intencional y enfrenta una sentencia obligatoria de cadena perpetua. Illinois derogó la pena de muerte.

Apenas una hora antes de dar su veredicto, el jurado de 12 miembros envió una nota al juez, indicando que tres miembros aún no estaban convencidos de que Balfour fuera culpable. La fiscalía señaló que Balfour mató a tiros a integrantes de la familia de Hudson en un acto de venganza luego que su esposa Julia Hudson — hermana de la actriz y de quien estaba separado en ese entonces_, se negó a reconciliarse.

Los asesinatos ocurrieron la mañana del 24 de septiembre de octubre de 2008. Los fiscales indicaron que Balfour llegó ese día a la casa de la familia Hudson y vio globos que le había obsequiado a Julia su nuevo novio. Enfurecido, salió de la vivienda pero regresó armado para matar a la madre de la actriz, Darnell Donerson, de 57 años; a Jason Hudson, de 29, y a Julian King, de 7.

Durante la lectura del veredicto, Jennifer Hudson se mordió los labios y las lágrimas rodaron por sus mejillas mientras permanecía sentada en la cuarta fila de bancas en la sala de la corte. Un minuto después, miró a su hermana y sonrió.

Las evidencias fueron circunstanciales pero contundentes, sobre todo los registros de llamadas realizadas desde un teléfono celular y que ubicaron a Balfour en los alrededores del lugar de los asesinatos, a pesar de que el acusado lo negó de forma categórica. De acuerdo con miembros del jurado, esas pruebas los convencieron de la culpabilidad.

Robert Smith, presidente del jurado, dijo que "estaba seguro desde el principio", pese a que otros miembros del jurado manifestaron dudas inicialmente.

Las hermanas Hudson emitieron un comunicado el viernes por la tarde en el que aseguraron que oraban por la familia Balfour.

"Todos hemos sufrido una pérdida terrible en esta tragedia", señala la declaración. "Oramos para que Dios perdone al señor Balfour por estos atroces actos y lleve a su corazón hacia el arrepentimiento algún día".

Luego, agradecieron a la fiscalía por su "dedicación e incansable labor" y elogiaron a la policía y a los testigos del juicio.

___

La periodista de The Associated Press Jackie Quinn en Washington, D.C., contribuyó con este despacho.

___

Michael Tarm está en Twitter como: www.twitter.com/mtarm