La esposa del periodista Alfredo Villatoro, Karla Fonseca, pidió hoy a los captores de su marido que lo liberen "sano y salvo", y le permitan celebrar el Día de la Madre, que se conmemora mañana en Honduras.

Villatoro, de 47 años, fue secuestrado en Tegucigalpa por desconocidos el pasado miércoles en la madrugada cuando se dirigía a la emisora de radio HRN, en la que trabaja desde hace dos décadas.

"Este día que nos permite respirar de nuevo quisiera rogarles, que en víspera del Día de la Madre, le permitan a mi suegra, a mi abuela y a la tía mamá de Alfredo, la alegría inmensa de tenerlo de regreso en casa y darnos abrazos", expresó Fonseca en un mensaje transmitido hoy por la emisora HRN.

"Señores captores, hay un Dios que está de nuestro lado y del lado de ustedes, déjense tocar el corazón; Alfredo es un buen hombre", agregó.

La esposa del comunicador también expresó su agradecimiento al pueblo hondureño por "las muestras de solidaridad, cariño y por las oraciones por la vida de Alfredo Villatoro", uno de los dos coordinadores de noticiarios de HRN.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, dijo el viernes a periodistas que las fuerzas de seguridad del país están trabajando para "devolver al seno de su hogar al periodista".

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, dijo hoy a HRN que "no se puede estar divulgando información" sobre las investigaciones que realizan porque eso "entorpece la labor".

"Evitamos estar divulgando la información que vamos teniendo, porque las circunstancias en las que está el periodista son bastante complicadas", indicó Mejía.

El secuestro de Villatoro ha sido repudiado por diversos sectores del país centroamericano, donde entre 2003 y lo que va de 2012 han sido asesinados 28 periodistas, según el estatal Comisionado de los Derechos Humanos.

Según un informe del mismo organismo hondureño divulgado en marzo pasado, en 2011 Honduras registró una tasa anual de homicidios de 86,5 por cada 100.000 habitantes.

Las autoridades hondureñas aseguran que aún no tienen pistas sobre el paradero del comunicador, pese a una amplia operación policial con apoyo de Estados Unidos.

El exagente policial identificado como Gerson Basilio Godoy, detenido por su supuesta participación en el secuestro de Villatoro, fue liberado el jueves "por falta de pruebas".