Un gol de Seydou Keita en los descuentos evitó que Pep Guardiola se despidiera de la liga española con derrota, al igualar el Barcelona 2-2 con el Betis el sábado por la 38va fecha.

Dos goles en tres minutos de Rubén Castro en la segunda mitad permitieron al Betis remontar el tanto inicial de Sergio Busquets.

Pero Keita rescató el empate para el Barsa, que acabó la cuarta temporada de Guardiola en segunda posición en el campeonato con 91 puntos, a seis del Real Madrid (con un cotejo menos), que se proclamó campeón hace dos fechas.

El preparador azulgrana, que anunció que no seguirá al frente del Barsa la próxima temporada del fútbol español, sigue sin ganar en feudo verdiblanco: dos empates y una derrota (en Copa del Rey) en sus visitas al Betis, que acabó 13ero con 47 unidades.

"La liga estaba antes de mí y seguirá después", dijo Guardiola en clara alusión a las recientes palabras del segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka, al tiempo que esquivó responder sobre su futuro inmediato.

Guardiola ahora espera cerrar su ciclo con un último título en la final de Copa contra el Athletic de Bilbao el 25 de mayo.

El astro argentino Lionel Messi no marcó en esta ocasión, pero tiene prácticamente asegurado el trofeo de máximo cañonero de la competición con 50 goles, cinco más que el madridista Cristiano Ronaldo. Además, el arquero azulgrana Víctor Valdés se aseguró el trofeo al portero menos goleado.

En el otro partido de la jornada, la Real Sociedad cerró su temporada con una victoria 1-0 ante Valencia.

Un gol de Antoine Griezmann en la segunda mitad decantó el partido del lado local en la última fecha de un campeonato, en el que Valencia terminó tercero. La Real, por su parte, tenía la permanencia en el bolsillo.

El resto de partidos, con participación en copas europeas y descensos a segunda división en juego, se disputarán simultáneamente el domingo a las 8 de la noche: Villarreal-Atlético de Madrid, Málaga-Sporting de Gijón, Espanyol-Sevilla, Rayo Vallecano-Granada, Real Madrid-Mallorca, Levante-Athletic de Bilbao, Getafe-Zaragoza y Racing de Santander-Osasuna.

El Barsa cobró ventaja a los nueve minutos a balón parado, cuando Busquets cabeceó a gol un tiro de esquina lanzado por Xavi Hernández ante el que nada pudo hacer el arquero Casto Espinosa.

Messi probó fortuna desde fuera del área pero su zurdazo salió desviado, Xavi rozó el poste en un tiro libre directo y Espinosa tuvo que esforzarse a fondo en un gran disparo del brasileño Adriano que buscaba el rincón izquierdo.

El Betis apenas pisaba el área azulgrana en ataque, salvo en conducciones de alta dificultad del ecuatoriano Jefferson Montero o Jonathan Pereira, mientras Pedro Rodríguez e Ibrahim Affelay, titular debutante en el campeonato, empezaron a carburar en el bando visitante.

Tras el descanso, el Betis se animó con una llegada de Castro, la creatividad de Alejandro Pozuelo y las diabluras de Montero, que enervó a Dani Alves hasta provocar una fea entrada del brasileño que le valió la segunda tarjeta amarilla y consecuente expulsión.

Con un hombre más, los verdiblancos presionaron y empataron en contragolpe de Castro (71), que levantó de lujo el balón sobre Valdés tras una asistencia del paraguayo Roque Santa Cruz.

Con el Barsa aparentemente fuera del partido, Castro (74) volvió a castigar la falta de tensión azulgrana con una nueva llegada por el centro a pase de Beñat Etxeberría, definiendo de tiro raso, a la izquierda del arquero.

En una reacción final, Messi lanzó un tiro libre a la madera y Keita se elevó más que nadie para rematar a las mallas un centro de Martín Montoya, evitando un adiós amargo de su entrenador.

Valencia creó más ocasiones que la Real en una primera mitad equilibrada, pero el goleador Aritz Aduriz anduvo desacertado y un zapatazo de Pablo Hernández tras el descanso impactó en el poste izquierdo del chileno Claudio Bravo.

Los locales finalmente se estiraron y anotaron el único gol del partido en una jugada colectiva con prolongación para Xabi Prieto y centro al área chica rematado por Griezmann (64).

Una buena comba del mexicano Carlos Vela y un remate a bote pronto de Mikel Aranburu a punto estuvieron de significar el segundo, y ambos fueron ovacionados con tintes de despedida al ser sustituidos.